¿Qué tiene que decir el feminismo de los acontecimientos desencadenados a partir del 11 de septiembre?

En mi opinión, lo que ha ocurrido tiene que ver con todo, no solo con el feminismo. Esta relacionado con la opresión de clase, de raza, de género, con la política internacional, con la historia, con la religión, con la antropología... con todo. Por eso, si pienso en mi ponencia de ayer [en el Smith College], lo que intentaba hacer era conectar, porque yo creo mucho en las conexiones. Hay mucha gente en el ámbito académico, especialmente ciertos hombres con una buena posición, que en absoluto tienen en cuenta el género. He leído mucho de lo que escriben sobre este acontecimiento. Textos escritos por los que se llaman "hombres progresistas": de izquierdas, marxistas, ya sabes, y gente que está en contra de la clase y en contra de la política estadounidense, en contra de la globalización y en contra el imperialismo. Son muy buenos cuando hablan de la opresión económica pero no contemplan para nada el género. Y las mujeres son la mitad de la sociedad, pero entonces, ¿cómo hemos llegado a separar a la mitad de la sociedad de lo que está ocurriendo?. Por eso es por lo que yo siempre traigo a cualquier cuestión la dimensión de las mujeres y la dimensión de género. Mientras esto ocurra, ¿cómo podemos describir una sociedad que reproduce continuamente el terrorismo? Como una sociedad clasista, patriarcal y capitalista, dominada por hombres y dominada por cierta clase... la clase capitalista, que lo que busca es el beneficio, todo el beneficio del sean capaces. Y han creado el colonialismo en el pasado, y tienen poderes coloniales en el presente, y la globalización. Todo esto está relacionado con las mujeres de la sociedad. Las mujeres son el sector más débil de la sociedad; son inferiores en todas las religiones. Son las primeras en morir en la guerra, las primeras en perder sus trabajos cuando hay crisis económica o aumenta el desempleo. Si las mujeres están ahí, por todas partes ¿por qué tendrían que ser ignoradas?. Ésta es la cuestión. Precisamente hoy, he puesto la televisión y he oído en las noticias que las tropas situadas en la frontera de Afganistán están listas para disparar, para atacar. Ahora, ¿quién morirá? Las mujeres. ¿Quién morirá en esta guerra? Bin Laden no, los soldados de la guerrilla no; sino las mujeres y los niños. La única razón de que las mujeres y los niños pobres vivan allí es su pobreza, por eso son las primeras víctimas; salvo muy pocas excepciones nadie habla de ellos. Entonces ¿Por qué les tienes que bombardear? Has de saber cuál es el objetivo. Pero únicamente es luchar de esta manera, como en la Guerra del Golfo; las víctimas de la guerra del golfo por ejemplo, eran las mujeres y los niños. Está claro, casi 5000 niños mueren al mes en Iraq por culpa de las sanciones. Y cuando te fijas en las estadísticas de las personas que murieron en la Guerra del Golfo, la mayoría de ellas eran mujeres y niños. Pero esto se ignora, no es visible, como alguien dijo, "desaparece rápido". El posmodernismo-neoliberalismo, --si se prefiere, posmodernismo y neocolonialismo--, pienso que son las dos caras de la misma moneda. Y como decía ayer [en la ponencia dada en el Smith College], ya es hora de desmitificar el lenguaje de los posmodernos. Di solo un ejemplo acerca del relativismo cultural, o políticas culturales, o políticas de la identidad, como las denominan algunos filósofos y escritores posmodernos, de cómo celebran las diferencias, y dicen "el siglo veintiuno, la principal batalla en el siglo veintiuno será la conservación de nuestras diferencias culturales, etc. Y la diversidad cultural". No estoy de acuerdo, porque por supuesto que somos diferentes. Los hombres y las mujeres son diferentes. Unos hombres son diferentes a otros. Los estadounidenses y los egipcios son diferentes. Los musulmanes, los cristianos y los judíos son diferentes. De una forma u otra, heredamos ciertas divisiones, pero lo que hay que hacer no es celebrar las diferencias, sino celebrar las similitudes entre nosotros. Cómo podemos trascender nuestras diferencias, no cómo podemos acentuar las diferencias: cómo [podemos] deshacer las divisiones, no celebrar las divisiones de la misma manera que lo hacen la cultura o la religión. Por lo que yo estoy muy en contra de las políticas culturales posmodernas respecto a la diversidad, a las diferencias y a todo eso. "Globalización desde abajo" significa deshacer las divisiones basadas en la religión, en la cultura o en lo que sea.


volver al índice