Documentos y publicaciones. Menu de Navegacion

l@s hij@s de satán han dicho basta. nunca más seremos sumis@s ciudadan@s de esta metrópoli que pretenden convertir en un infierno. infierno europeo, eso sí. el infierno del único mundo posible bajo el único mando posible: el del dinero, dios omnipotente, del que el FMI es su profeta. y este es el mensaje del profeta: moneda única, mercado único, marco jurídico y policial unificado, pensamiento único. bendición de dios, el trabajo; castigo divino, el paro ¿qué espacio tendremos para poder expresar nuestras diferencias? no disfrutamos en el paro ni disfrutamos trabajando, ya se ha dicho. pero hay más: tampoco disfrutamos en silencio ni disfrutamos consumiendo ni disfrutamos con las normas de sus sagradas escrituras: su televisión, su cultura, su sexualidad, sus fármacos, sus formas de (des)amor, su vida cotidiana. no tenemos ni buscamos solución: nuestro deseo de vivir es irreprimible. También incompatible. por eso tal vez quieren expulsarnos del paraíso del trabajo asalariado y del paro sin subsidio. ángeles caíd@s del guindo del bienestar que aquí nunca llegamos a catar, apostamos por otras experiencias, investigamos y practicamos otras formas de vida, otras formas de organización, otras culturas no homologables: no basadas en la competitividad y la conservación del sistema capitalista, sino en el deseo de autonomía, de reapropiarse del tiempo de vida, de producir desde la cooperación y no desde el dominio, de vivir lejos de la espiral despertador-trabajo-comida-ocio programado-sueño ardemos en esos deseos: okupamos, desokupamos el orden, preocupamos. mucho más allá de la oficina, la fábrica o el paro, la producción afecta a cada minuto de nuestra vida: l@s currantes trabajan por encima de las necesidades de producción, l@s parad@s soportan con sus dosis de marginalidad la decisión de mantener los beneficios del capital a cualquier precio, las amas de casa sostienen sin salario y sin subsidio la faceta reproductiva, l@s jóvenes aplazan durante años su autonomía en el nicho familiar.

en los centros sociales okupados se encuentran las periferias del vivir insumiso. En ellos tratamos de crear espacios donde nada está previamente definido, demostrar que hay posibilidad de romper con las formas dominantes de la metrópoli capitalista; dentro o fuera de la ciudad, en okupas urbanas o rurales, constituir espacios de libertad, de autogestión, de experimentación, reapropiarnos de nuestra capacidad de producción social y material. en ellos producimos otra subjetividad, otras formas de individualidad capaces de sostenerse sobre la cooperación y que se manifiestan en otras prácticas cotidianas que quieren ser prácticas de libertad, respetuosas y conscientes de sus diferencias. una política diabólica que tratan de arrojar a los márgenes del sistema: pero unos márgenes no siempre vividos como algo dramático, sino como un espacio de autodeterminación y autogestión, un afuera donde el consumo no es el elemento central, espacios donde estar sin consumir, espacios de encuentro y de lucha, donde la comunicación puede tener otras formas que la oral y la escrita, espacios de intercambio y de trueque, también de juego, donde el dinero pierde el monopolio del valor y del cambio, en suma, un espacio urbano permanentemente reinventado cuya configuración social o política no está nunca acabada ni aún menos dada de antemano.

no es la europa unificada del capital por la que estamos dispuest@s a luchar o en la que podemos vivir: la europa donde el trabajo asalariado sobrevive a pesar de que la tecnología permitiría reducirlo a cotas casi simbólicas porque el beneficio del capital es el fundamento de las relaciones sociales; la europa donde las personas que no aceptan esas condiciones de existencia son condenadas a la exclusión o a la miseria, la Europa pura de los votantes blancos y aplicados, de las casas vacías y las carteras llenas y las cabezas (rapadas) huecas, de la semana santa televisada y el resurgir imparable del festival de Eurovisión, de las cárceles para pobres y la prisión cotidiana. que se la lleven los demonios...

--------------------------------------
«-- Volver a la Página Principal
«-- Volver al Indice del Archivo de Documentos