Irola Irratia
Web de IROLA IRRATIA 107.5 fm, okupando las ondas desde 1987.
Tlfno.: 944 21 70 60. e-mail: irola@sindominio.net.
Plaza Jaro de Arana s/n Centro Cívico de Irala.
48012, Bilbo (Bizkaia).


Imprimir


TIERRA SIN HOMBRES…y hombres sin tierra
Jueves 23 de enero de 2014, Americanos (Jueves 19:00 h. / Domingos 11:00 h.)

ESTE JUEVES (19:00 h.) Y SÁBADO (10:00 h.):

En el programa escucharemos el capítulo de la serie ‘500 años’ que hace referencia a las esperanzas de cambio y de mayor justicia social que se despertaron entre las poblaciones americanas (latinas) con ocasión de los procesos de independencia, a comienzos del siglo XIX.

Todo lo de España había sido malo - se decía - y era verdad en alguna medida. Particularmente en el sistema prácticamente feudal de la posesión de la tierra que se implantó. Toda la tierra era del rey por la Gracia de Dios, que la donaba a marqueses, duques, arzobispos, abades o capitanes victoriosos -a la nobleza- a quien entregaba también los habitantes, sus vasallos, en régimen de servidumbre. Que en América eran indígenas encomendados o en mita, en realidad esclavitud. Igual que la de los esclavos venidos de África que se compraban en el mercado, como los animales…Este régimen había durado tres siglos por culpa de los españoles pero podía cambiar. Eso decía Bolívar, Artígas, Hidalgo, Zapata y otros.

Pero no. Las haciendas, enormes latifundios prácticamente improductivos con siervos esclavizados no iban a cambiar con la independencia. El sistema estaba fuertemente instalado por la costumbre, la religión-y la incultura social, que va unida, de forma que la ‘reforma agraria’ nunca arraigó en América (latina), como no arraigó la ilustración, la ciencia, el laicismo, el igualitarismo (ni siquiera para la mujer y el hombre), ni el progreso técnico. Nada de esto arraigó nunca en las colonias ni en la metrópoli. Ningún cambio notable se ha dado aún en la historia. Solo espejismos. En ello estamos acá y allá.

Además tendremos como país invitado a Méjico y su música. ¡No os lo perdáis!

Descárgatelo