2009/Mani

De Hackmeeting

Revisión a fecha de 14:50 21 oct 2012; D1d4c (Discutir | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Ver revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

Ataque psíquico, cultural y electromagnético termina con la SGAE

Miembros de las fuerzas de seguridad del estado gravemente afectados por el incidente.

La Sociedad llamada General de Autores y Editores fue demolida por un ataque distribuido entre las capas culturales, semánticas y electromagnéticas, derribando definitivamente la ya de por si maltrecha entidad.

Un batallón hacktivista, que inició su despliegue desde su cuartel general en el centro social okupado Patio Maravillas atacó durante la noche del pasado sábado la sede de la SGAE. Aún no se conoce el alcance final de los daños morales, psíquicos y culturales de dicho ataque, pero se estiman pérdidas irreparables. "Ha sido un golpe demoledor" aseguraba Teddy Bautista horas después del ataque "los cimientos de nuestra institución han sido irreparablemente dañados por este ejército popular de pendejos". Ramoncín, entre sollozos, no ha querido hacer declaraciones a los medios.

Un comando ninja-bluetooth ha mapeado el terrero durante la manifestación, y una vez en la sede de la SGAE han procedido a okupar toda la frecuencia bluetooth dentro del territorio de la sede la entidad, atravesando los cuerpos de seguridad, que han actuado de escudo humano y "víctimas inocentes" como ha apuntado el Ministro de Interior. Junto a ellos un cañon proyector disparó imágenes contundentes contra la fachada del edificio destruyendo la credibilidad de esta entidad que explota a la sociedad para repartir sus beneficios entre la elite de la industria cultural.

Un megáfono con música libre dejó el repertorio de la SGAE por los suelos, "hay gigas y gigas de música copyleft en la red" comenta el Antimanayer y "ese es el verdadero arsenal de contrucción masiva que teme la SGAE por encima de todo, este ataque musical es sólo un aviso".

Al grito de "descarga, difunde, la SGAE se hunde" más de 200 hacktivistas unieron sus voces por la cultura libre. Pero el golpe definitivo llegó poco después, con un ataque psíquico, concentrando las ondas cerebrales, los guerrilleros de la red, sincronizaron su rabia para disparar un rayo laser mental que hizo temblar el suelo. Algunos de los miembros de las fuerzas de seguridad sacrificaron su vida mental en un intento desesperado, e inútil, de proteger el edificio de la entidad con sus propios cuerpos. Uno de los afectados confiesa que ahora "cree en que la cultura debe ser de todas, me he puesto a compartir archivos porque ya no creo en la propiedad intelectual". Junto a él, el resto del pelotón antidisturbios culturales ha sido puesto en cuarentena y máxima vigilancia psicológica. "Probablemente sean unos daños irreparables, casi como los de las Tablas de Daimiel" lamenta el Jefe de Policía "son víctimas inocentes de estos criminales que quieren intoxicar nuestra mente con ideas subversivas sobre difundir cultura sin pagar a las grandes discográficas; es terrible".

Al producirse el ataque mentalista a la SGAE, la gran magnitud de las energías psiquicas desplegadas apagaron algunas de las cámaras que cubrieron el evento. (Estamos intentando descifrar lo que grabaron las cintas durante esos dos o tres minutos). Pero el resto de la mani fue retransmitido por hackmeeting.blip.tv en riguroso diferido.

Herramientas personales
wiki-navigation
project-navigation