Ir a Índice

 

Correspondencia...

 

Desde Quebec (I)

Primavera del arce1

Aquí la situación se ha endurecido súbitamente.

La huelga estudiantil en contra de un aumento progresivo del 82% de la matrícula se extiende desde principios de febrero. El gobierno se niega a ceder y acaba de aprobar una ley especial (también llamada ‘ley de la porra’) que implica la suspensión del curso escolar y en la que se ataca al movimiento social en general.

Estos son sus postulados:

1. Está prohibido manifestarse si no se ha comunicado a la policía el recorrido con ocho horas de antelación. La policía tiene el derecho de desviar la ruta o rechazarla.

2. Las asociaciones en huelga deben manifestarse a 500 m. de los centros de trabajo. Está prohibido detener el cortejo para hacer cumplir la huelga.

3. Cualquier infracción es multada con 1.000 dólares por persona el primer día, el doble del segundo día, etc. Las Asociaciones pagarán multas que van de 12.000 a 25.000 dólares estadounidenses. El Estado se otorga el derecho de cortar los fondos para las organizaciones estudiantiles mediante la retención de las cuotas de los estudiantes.

4. Cualquier reunión de 50 o más personas debe ser informada a la policía.

5. Los profesores son apercibidos con multas si fomentan la desobediencia civil y es el sindicato el que tiene que demostrar que no son culpables. Suspensión pues del derecho a la presunción de inocencia.

6. El Ministro de Educación y el Primer Ministro pueden votar cualquier ley especial para optimizar todas estas medidas.

No es necesario decir que los sindicatos están llamando al fascismo. Hasta ahora, los muy cerdos, en vez de llamar a un día de huelga social, han preferido dejar que la situación se deteriore. Ahora que ellos también se ven afectados en sus derechos democráticos de reunión y de asociación, reaccionan!

Cabe agregar que el alcalde de Montreal aprobó una ley que prohíbe el uso de máscaras o bufandas que cubren sus rostros durante las manifestaciones.

Parece que nos espera el Gran Premio ¡n ropa interior!

Si vais a youtube, se puede ver «motín Victoriaville» y otras imágenes del conflicto estudiantil.

Todavía estoy en huelga y se ha llamado –antes de que la ley fuera aprobada– a la desobediencia civil. Ahora que se aprueba la ley, tenemos que aprender a capearla, nos convertiremos en silenciosos, pero no necesariamente serviles.

Todas las asociaciones, incluso las de la derecha, ya están participando en las batallas legales y llamando a manifestaciones en contra de la ley especial. Intentamos poder continuar la huelga.

Esa misma noche, cerca de 10.000 personas se manifestaron en contra de la ‘ley de la porra’ en Montreal.

He aquí las novedades de un Québec en la primavera del arce.

Montreal, 19 de mayo 2012

 

 

1. Se refiere a la hoja de arce que figura en el centro de la bandera canadiense.

 

 

Desde Quebec (II)

 

Y bien, es muy divertido lo que pasa. Por supuesto, hay quienes pagan el precio… la violencia policial, las detenciones, las multas…

El 22 de mayo, tuvo lugar una manifestación de aproximadamente 200.000 personas y era ilegal. Se dividió en tres manifestaciones que se unieron al final a la manifestación sindical que había negociado su recorrido con la policía (La asociaciones nacionales de derechas FECQ y FEUQ se mantuvieron con los sindicatos). El lema de la manifestación era «100 días de huelga, 100 días de desacato». Sólo el sindicato estudiantil radical LA CLASE ha llamado abiertamente a desafiar la ley especial. Además, puedes ir a la página web de La Nueva Clase «que alguien me detenga!» La gente toma fotos, al igual que la policía, y escriben «yo desobedezco» Es bastante divertido.

Tan divertido como en la manifestación del 22 de mayo, donde los sindicalistas y el movimiento comunitario se reencontraron en manifestaciones ilegales… y felices de estar allí cantando: «¡Somos más de cincuenta! ¡hay más de cincuenta!» en referencia a que la nueva ley obliga a comunicar el recorrido cuando haya más de 50 personas. Empezamos a pensar en la Fórmula 49, como parte de la Fórmula 1.

Por otro lado, en la noche del 22 de mayo, otra manifestación ilegal tuvo lugar desde la tarde hasta las 3 de la madrugada que se saldó con algunas detenciones.

En los últimos días (sábado 22), ha habido manifestaciones de las cacerolas (en la memoria del Chile 70 - Pinochet). La recuperación de este tipo de protesta aquí en contra de la ley 78, es excelente, ya que se ha transformado en el contexto de Quebec en 2012. Desde el sábado, 22 de mayo a las 8 de la tarde se llamó a la gente a salir a los balcones o las aceras con sus cacerolas. La consigna se colgó en el facebooke, twitter, etc. «¡A las cacerolas!» El pueblo fue llamado a hacer ruido en contra de la ley especial que prohíbe manifestarse sin anunciar la ruta, etc.

Fue entonces cuando la situación se desbordó. Fue extraordinario, pues la gente (familias, niños, abuelos, etc.) de varios barrios de Montreal y mas allá en otras ciudades, salieron a la calle y comenzaron a manifestarse espontáneamente, en medio del alborozo y la alegría, haciendo un ruido endemoniado!, generando por si mismos manifestaciones ilegales. Se estableció para los próximos días esperar a las 8 de la tarde para empezar la cacerolada y ponerse en marcha. Ayer miércoles, las manifestaciones espontáneas se juntaron en el centro de la ciudad y la policía detuvo a 400 personas (en la ciudad de Quebec se contabilizan un centenar de detenciones). Pero la Ley 78 no se aplicó, o sólo muy parcialmente (salvo en la ciudad de Sherbrooke –treinta detenciones). ¿Acaso lo que el Estado pretende, no aplicando la ley del 78, es esperar que se vuelva a las clases para intentar presionar desde las aulas con la aplicación de la ley de huelga? Puesto que esta ley si que puede hacer mucho mal al movimiento de lucha en la calle.

Hoy, tres manifestaciones con cacerolada han marchado desde tres barrios diferentes y se calculan que unas 10.000 personas han tomado batiendo con sus cucharas las cacerolas. Es una burla pura. Es muy bueno. Es la euforia. Incluso hay quien ha decidido hacer rodar su barbacoa (por supuesto sin la bombona de gas) en la manifestación, mientras que su compañero golpea encima con una espátula.

En resumen, la población se divierte ridiculizando el primer ministro de Quebec, Jean Charret, que ha promulgado esta ley. La población le está diciendo que no la respeta.

Esto es inaudito! a todos les gusta decir, «la ley especial nos la bufa».

Los periodistas analistas de la situación (en el canal LCN con Jean Lapierre, un simpatizante del partido de gobierno) hablan de una crisis de autoridad y dicen que el movimiento estudiantil, en este momento ha alcanzado un verdadero equilibrio de poder. Esta es la primera vez desde el comienzo de la GGI (huelga general indefinida) que se habla en estos términos, sobre todo en la TV, en un canal muy de derechas. Eso no es poca cosa. Incluso se presentaron, a modo de idea, tres opciones: renegociar (Estado - Movimiento Estudiantil), convocar elecciones o aplicar la ley.

El ministro de Educación quiere renegociar, pero anticipó que no quiere discutir el incremento de las tasas académicas. La FECQ (asociación colegial) quiere sentarse en la mesa y llegar a compromisos. La FEUQ (asociación universitaria de derechas) también quiere hacer concesiones, pero también hablar del incremento de las tasas y exige que LA CLASE tiene que estar presente. LA CLASE (asociación progresista) exige hablar del incremento de tasas y reclaman su congelación y la educación gratuita. Pero ésta última no ha dicho todavía que quisiera sentarse en la mesa con el Ministro.

En resumen, lo que es interesante aquí es señalar que, desde que la población ha protestado la ley especial, el gobierno se ve obligado a relanzar una invitación a negociar, máxime si el proceso y la negociación permiten recuperar el orden de ¡lo cosmético¡

En otro orden de cosas, pero siempre en relación con la huelga, fue liberado de prisión uno de los cuatro estudiantes que habían sido detenidos por una humareda en el metro. El compañero es conocido. Se les acusa de delito grave (10 años de prisión) y de querer causar pánico por una acción terrorista (5 años de prisión). Ellos están en libertad condicional con una lista de condiciones extremadamente estrictas. No diré nada más porque este es un tema delicado. Por supuesto que estamos apoyando a la familia y a los cuatro del metro

Mi participación en las reuniones a título de huelguista me hizo comprender una cosa. Las diversas generaciones de estudiantes en huelga quieren un posible que es inaccesible para ellos. Los estudiantes saben que tienen pocas vías abiertas (en el corto plazo) y luchan por un derecho de ciudadanía (similar a la de las generaciones anteriores). Queremos un diploma, un trabajo, salario, etc., y los servicios sociales. Otros cuestionan esta ideología. Asociado a estos deseos, hay en ellos y ellas una esperanza inconmensurable, ver muy raro y un coraje teñido de ludismo: no tienen miedo del Estado ni de las órdenes ni del el gobierno ni de la policía ni de perder el curso escolar ni de tener que empezar de nuevo Yo raramente he visto eso. Hay que decir que esta reacción también es causada por una actitud autoritaria de austeridad del gobierno. En resumen, cada vez que el Estado responde al movimiento, éste responde, da la vuelta a la tortilla y lleva la acción hacia una resistencia aún más fuerte, o simplemente más comprometida, consciente, organizada, creativa…

No estoy tratando de idealizar a este movimiento, ya que primero se consideró como reformista, tomando parte incluso en la agenda electoralista, etc., pero contiene una poética fuera de lo común, una imagen soñada, una desesperación reprimida o una esperanza asumida a la vez que inspiradora. Más allá de la afirmación de que el movimiento no implica la idea de revolución, éste contiene pequeños fragmentos subversivos. Es aquí donde yo me sitúo. Esto es lo que trato de comprender con el fin de tomar medidas en esta dirección siguiendo mis valores políticos (ahora como huelguista o como maestra en otoño). He hecho algunas intervenciones en la asamblea, en particular una en relación al miedo que tiene el movimiento sindical de convocar una jornada de huelga general.

Un profesor representante del sindicato de profesores universitarios (UQAM) vino a hablar a la asamblea de estudiantes en apoyo del movimiento, pero que ello excluía la huelga. Yo le interpelé y le planteé la siguiente hipótesis: la actitud austera del Estado en relación con el movimiento estudiantil es un ensayo diseñado para comprobar el nivel de solidaridad de la comunidad, de los trabajadores, sindical, proletaria. Lo que ocurre con el movimiento estudiantil en este momento se impondrá a los trabajadores en la próxima ronda de los convenios colectivos previstos para el sector público en torno a 2015. Ninguna lucha aislada puede ganar su causa. La solidaridad es más que necesaria. Dejar de tener miedo de perder, el miedo al castigo, miedo a… Constituye una de las claves clave para el inicio de un nuevo movimiento social. Puede que sea ahí donde se sitúa la contribución de la huelga general indefinida estudiantil al movimiento social. Es un desafío a los calendarios, las leyes especiales, medidas cautelares, los antidisturbios, etc. Aunque mi hipótesis es limitada y se pueden poner otras, cuando le pregunté fue en la perspectiva de desafiar al sindicato de profesores universitarios, porque mi propio sindicato de los profesores universitarios tiene miedo a las represalias previstas en el marco del convenio colectivo si se hace una huelga general.

La visión humanista y socialdemócrata pero de imágenes hermosas y bellas frases… grandilocuentes y nacionalista, pero así y todo http://www.youtube.com/watch?v=NtY6S6TpyDw

 

Montreal, 25 de mayo 2012

 

 

 

 

 Ir a Índice