Ir a Índice

 

Etcetera 46, Enero 2010                                       In memoriam

 

El año 2009 nos dejó con la muerte de otro de los viejos amigos; el día 11 de diciembre moría en Barcelona, a la edad de 85 años, Antoni Pérez González (siempre firmó incluyendo su segundo apellido como un homenaje continuado a su madre). Para nosotros fue un referente imprescindible sobre cuestiones clave: el nacionalismo, cuya clarificación y crítica del integracionismo le valió el vacío y el aislamiento de nacionalistas y comunistas; el marxismo, subrayando la importancia de Marx en el análisis de la sociedad capitalista contra la dogmática marxista y la perversión estalinista; la comprensión de la sociedad de los mass-media y del consumo de masas, y las aportaciones de la sociología crítica. Cuestiones reflejadas siempre en nuestra revista Etcétera. En concreto ver su prólogo a un pequeño libro de homenaje a Georges Gurvitch en los 40 años de su muerte (acaecida también un 11 de diciembre), y la versión castellana de su largo artículo "Problemática sociológica de la integración de los inmigrantes"1

Autodidacta _a los 13 años, en el auge revolucionario de la Barcelona del 1936, pasó del instituto Balmes a la enseñanza libertaria de Ada Martí y a las reuniones en la Federación Estudiantil de Conciencias Libres (FECL)2_; gracias a su infatigable lectura nos dio a conocer las más importantes corrientes críticas europeas de los años 1950-1970. Temprana fue también su pasión por la escritura y la intervención hablada: a los 13 años escribía en la prensa libertaria y a los 15, en el Pleno Nacional del Movimiento Libertario de octubre de 1938, hizo titubear a Mariano R.Vázquez3, el secretario nacional de la CNT, al recordarle que en nombre del pacto antifascista estaban dilapidando todo el legado anarquista.

En los años 1960 desarrolla su actividad más política y pública (siempre crítico e irrecuperable): el grupo catalán y cristiano CC, la revista "Promos", la Escuela de Sociología en los Escolapios de Sant Antoni, las editoriales Edima y Nova Terra...4 para volver después a su actividad intelectual y de incansable escucha amical, empática y profunda.

Más allá de su aportación intelectual, clarificadora y esperanzadora (no ilusa), nos queremos fijar ahora, en este recuerdo, en su mirada de la historia, no dogmática, irónica y comprometida, y en su posicionamiento rebelde inquebrantable, trabajando por lo que esperaba: una sociedad sin amos y sin esclavos.

 

_________________________________________________________________

1. Mi itinerario intelectual o El excluido de la horda, Georges Gurvitch. Etcétera, Colección Mínima, nº 49.

Problemática sociológica de la integración de los inmigrantes, Antonio Pérez González. Etcétera, Colección. Mínima, nº 45.

2. Ver La Barcelona rebelde, Octaedro, 2004. p. 265.

3. Ver las memorias de su amigo Diego Camacho: Viaje al pasado, Abel Paz, págs. 196-219 y 280.

4. Ver De dreta a esquerra, Xavier Muñoz, Edicions 62.

_________________________________________________________________


Ir a Índice