Ir a Índice

 

La crisis, esta forma normal del desarrollo del capital para restablecer su rentabilidad cuando tiene problemas de acumulación, configura el espacio en el que se despliegan nuestras vidas, golpeando con fuerza a los sectores más diversos, y sobre todo a los más débiles. El lado más oscuro del capitalismo se pone de manifiesto: más precariedad en el trabajo, más paro, más pobreza, más movimientos migratorios, es decir, más violencia en las condiciones de trabajo y de vida.

Ante este aumento de violencia no se hacen esperar las respuestas por parte de la población más explotada por el capital, para no retroceder en sus condiciones de vida. En este número de Etcétera anotamos algunas de estas respuestas, las menos manipuladas por los informativos televisivos. Pequeña muestra de unas luchas, que a penas conocemos pero que sabemos amplias por la magnitud de la violencia ejercida en inmensas regiones del planeta; luchas de resistencia pero que apuntan a un más allá de este modo de vida capitalista.

Etcétera, enero 2010

 

 

 

 

Esfinge0.JPG

 

Esfinge: criatura mixta de la mitología griega.

V. Cantari, 1647

 

 

 

 

 

Ir a Índice