Ir a Índice

 

En este dossier sobre Méjico incluimos las notas de viaje de unos compañeros; la respuesta a unas cuestiones de los compañeros de Échanges a George Lapierre sobre la Asamblea popular de los pueblos Oaxaca (APPO) y sus cartas sobre la Asamblea constituyente; y un testimonio desde Chiapas sobre la vida en las comunidades zapatistas.

Anotaciones a un viaje imprevisto y algunas interrogaciones

Habíamos previsto viajar a México para llegar al sur, a Chiapas y pasar un tiempo en alguna comunidad zapatista: poder intercambiar experiencias, modos de hacer y expectativas de un cambio real de las relaciones sociales imperantes. Pero la imposibilidad de entrar en los municipios autónomos zapatistas, debido a la alerta roja con la que se protegían después de la represión en Atenco1, el fraude en las recientes elecciones que convertía el proceso post-electoral en un amplio movimiento de base, y la insurrección comunera en Oaxaca cambiaron nuestro recorrido y nuestra estancia en Chiapas y en el D.F. No es que no supiéramos lo de la alerta roja en los territorios zapatistas, pero pensábamos que se modificaría con la victoria prevista de López Obrador, victoria que, por otra parte, salía del campo de nuestras preocupaciones y de nuestro interés más fijado en los movimientos sociales de base que recorren México, más allá y/o en contra de la mediación electoral y política. Pensábamos que finalmente había acabado el largo proceso de descomposición del PRI, y que ahora sí, un candidato del PRD cubriría mejor las necesidades de acumulación del capital nacional y multinacional, algo parecido a lo que había sucedido aquí en España al final de la larga dictadura franquista cuando el capital, en su fase de desarrollo, apostó (1982) por el candidato del PSOE, Felipe González.2 Pero no fue así, y la oficina del recuento de votos, el Instituto Federal Electoral (IFE), empezó a dar la victoria a Felipe Calderón, el candidato de la extrema derecha panista3. Un nuevo fraude que ya parecía imposible
__________________
1. Ataque policíaco y militar realizado contra pobladores y manifestantes en San Salvador Atenco, Estado de México, los días 3, 4 y 5 de Mayo, a raiz de un conflicto con los vendedo- res de flores y el Ayuntamiento. Represión brutal con un muerto, desaparecidos, violaciones y detenciones. Ver informe de la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos. http: //cciodh.pangea.org

2. Etcétera, nº 1, 13 y 25.

3. Al decir extrema derecha es para remarcar la posición fascista de los dirigentes panistas.


después del sonado del 88, cuando el claro ganador Cuathémoc Cárdenas se resignaba, se cernía contra toda lógica capitalista. Y contra este fraude iba a llenarse de nuevo el Zócalo capitalino.

El fraude

La campaña electoral se había desarrollado, como era de prever, con todas las corruptelas posibles. Grupos de poder como el Yunque4, el Consejo mexicano de los Hombres de Negocios, los dueños del capital petrolero, jerarcas de la iglesia católica, los media (Televisa, TV Azteca) elaboran un discurso que presenta a López Obrador como un peligro para México. Fox se involucra en la campaña con dinero público, interviene en la elección interna del PRI apoyando a Madrazo-Gordillo, nombra a dedo al Instituto Federal Electoral (IFE). Ya hacía dos años había intentado impedir el acceso de López Obrador a la presidencia con el desafuero, lo que desveló a los ojos de la mayoría el complot, lo cual dio fuerza política y electoral a López Obrador, que nunca dudó poder ganar estas elecciones del 2 de julio, y las ganó.5

El 2 de julio empiezan a darse los primeros resultados: López Obrador va por delante con un millón y medio de votos. PAN y PRI acuerdan que hay que parar estos resultados y aparece Esther Gordillo, jefe del potente sindicato del magisterio, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), priista, para solucionarlo: puede modificar las actas y transferir 3 millones de votos del PRI al candidato del PAN, Felipe Calderón.6 El IFE, oficina de recuento y sin atribuciones para designar al vencedor, da por ganador a Calderón. Rápidamente Bush y Zapatero7 lo felicitan por teléfono. López Obrador no acepta el recuento y exige un nuevo recuento voto por voto y casilla por casilla, y convoca a sus votantes al Zócalo.

El domingo 16 de julio más de dos millones de pobres, con los gritos de "voto por voto", y "si no hay solución habrá revolución", arropan a un candidato que pasa de ser un pretendiente a la jefatura del Estado a ser un líder popular que exige la presidencia. López Obrador, desde el púlpito invita a sus seguidores a no retroceder en la democracia, a no aceptar el retorno de la sempiterna manipulación del voto. Difícil estampa para nosotros, abstencionistas en política, ver la fuerza de un movimiento de masas perdiéndose en la representación política. Por qué

__________________
4. Cofradía secreta ultraconservadora que tiene a sus hombres en los puestos clave de la Administración y del Gobierno.
5. El dato que apenas se menciona es el de la abstención: el 41,5 % de ciudadanos no acudió a la cita electoral.

6. Para una comprensión global del fraude ver "El fraude: las piezas del rompecabezas", Luis Hernández. `La Jornada', 8/8/2006

7. Esta precipitación de Zapatero habla claro respecto al poder de la Economía (los importantes intereses económicos españoles en México: Bancos Bilbao, Vizcaya, Santander, grupo Prisa, Santillana, Televisa, Repsol…) y del poco margen que le queda a la política.

no utilizar esta fuerza no para aplaudir sino para organizarse, para ir por ejemplo a San Salvador Atenco y exigir la libertad de los presos. Cuestiones que discutimos con los amigos de allí, cuestiones abiertas, pues aunque hay demasiada experiencia acumulada al respecto, los procesos no están fijados de antemano, son abiertos, y el movimiento de base no puede darse por visto antes de que acabe su recorrido. Empieza pues el proceso contra el fraude, que va a polarizar el país, a radicalizar posiciones, a fortalecer un movimiento de base, y que acabará el 4 de septiembre cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dará por ganador a Calderón. Empezará entonces otra forma de desobediencia civil.

Esperando a un presidente llega un movimiento social

Durante estos dos meses la obstinada exigencia del "voto por voto" se radicaliza. Empieza a saberse que en muchas casillas lo que aparece en las actas no se corresponde con los votos que hay en las urnas. A las millonarias concentraciones del Zócalo se suman acciones de desobediencia civil. El discurso de López Obrador se radicaliza y se va decantando hacia la cuestión social: "No podemos tolerar que unos delincuentes (Calderón) se adueñen del Estado", "al diablo ellos y sus instituciones", "vamos a luchar contra la pobreza y por la no privatización del patrimonio nacional (bosques, agua, electricidad, petróleo)", "vamos a crear nuevas instituciones que reemplacen a las corruptas". Entendámonos: no se trata del discurso de un "revolucionario". Durante su ejercicio en el poder del Estado de México, y durante la campaña electoral, López Obrador ha respetado siempre las reglas del juego de la sociedad capitalista, ha prometido el escrupuloso respeto a todo lo que es macroeconómico, amortizar la deuda externa, controlar la inflación; tampoco son ocultas sus relaciones con los sectores más priistas de su partido, el PRD, y las contradicciones que esto conlleva, por ejemplo tener que hacer pasar como una victoria (así lo expresó en una de las asambleas informativas del Zócalo) la subida a gobernador por el Estado de Chiapas de Juan Sabines (pasado del PRI al PRD un día antes de las elecciones) conocido por todos los chiapanecos como el que pactó con Roberto Albores, el croquetas, la gran represión de los zapatistas (campamentos militares, paramilitares, desalojos, detenciones, desaparecidos, muertos); claro también es su silencio respecto al movimiento popular de Oaxaca, y respecto a la represión de Atenco. Pero ante la prepotencia de la ultraderecha panista que se empeña con Calderón como presidente, tragándose un fraude manifiesto, López Obrador radicaliza su campaña de revisión de la votación con un plantón desde el Zócalo al Periférico, Reforma y calles adyacentes, que va a modificar la circulación viaria8 y sobre todo va a modificar la vida diaria de los miles de pobladores de estas carpas improvisadas llegados de todas las tierras de México:                                               .    
____________________
8. La derecha le echará en cara este malestar e incluso intelectuales afines le retiraran su apoyo en nombre de no perjudicar a terceros, ¡en nombre del respeto a la ley que condena a la miseria a más de 70 millones de mexicanos!                                                                     .

una vida al margen de la rutina diaria, autoorganización en comidas, farmacia, servicios, discusiones, música, debates, asambleas decisorias,… se instaura en este México insólito. Insólito, pues es difícil pensar hoy la existencia de movimientos parecidos en nuestras capitales europeas. Un movimiento que empezaba por un rechazo a la injusticia del fraude se encamina hacia un movimiento social que va más allá de lo electoral poniendo en su cabezal la cuestión social. O no. Es lo que está por ver. La Convención Nacional Democrática, donde en el Zócalo, el 16 de septiembre, más de un millón de delegados eligen a López Obrador presidente de un gobierno en rebeldía, no da mucha confianza al respecto: la aclamación suple la discusión y la autoorganización, la asamblea se reducen al aplauso.

Chiapas

Llegamos de madrugada en autocar desde el D.F. a San Cristóbal de las Casas. El ruido político (¿y social?) del Zócalo del DF queda lejos. Otro ambiente, más próximo, más parecido a nuestro movimiento asambleario de los años 70 en España, va a rodearnos. Y si es cierto lo que escribe B. Traven, estamos en el centro del mundo.9 San Cristóbal, en el altiplano, se extiende sobre un valle de 5 kilómetros de ancho en todas direcciones y, rodeado por los cerros de Hueitepec, Ecatepec y Tzoutehuite, es una de las ciudades más antiguas construidas por europeos en el continente americano. La primera impresión es la presencia del indigenismo y la segunda, su alto rechazo y discriminación. Los indígenas no tienen aún ningún derecho, sería preciso para tenerlos modificar el Código Penal, el Código de Justicia y la misma Constitución. No son meras palabras: en prisión una mujer con condena de 30 años por contestar erróneamente una pregunta (si era suya aquella bolsa) al no tener traductor en el juicio. Con los días, con los paseos este San Cristóbal se va transformando en muchos San Cristóbal, barrios que poco a poco lo van envolviendo, cada uno con su idiosincrasia, su forma y su tiempo de llegada. Cinturones de pobreza que la emigración va alimentando. Desde 1965 empieza la emigración de los Chamulas. Con la llegada de las iglesias evangélicas empieza la conversión de algunas familias y renegar de su tradición les va a conllevar la expulsión de la comunidad donde, al ser la propiedad comunitaria, deberán dejar casa y animales. Irán a malvivir en chabolas en el extrarradio de San Cristóbal, y poco a poco irán avanzando hacia el centro, con más confortabilidad, dejando su espacio a las siguientes migraciones. Otra forma de emigración es la que se da con la perversa reforma del artículo 36 de la

__________________
9. "Quizá con el tiempo se concluya que es en Chiapas donde deben buscarse los comienzos de la civilización y la cultura humanas", B. Traven, Tierra de Primavera, 1927, (Edición mexicana 1996). Privilegiado también es el espacio que ocupa Chiapas en el sistema terráqueo según los análisis de Andrés Aubry en su libro Chiapas a contrapelo, libro por otra parte imprescindible para un riguroso estudio de la historia de Chiapas desde la paleohistoria (mejor que prehistoria, dice el autor) hasta hoy.                                          .

Constitución mediante el cual los campesinos se están vendiendo sus tierras a las empresas de los grandes proyectos nacionales, y se quedan sin nada, han de bajar a la ciudad y sus hijos emigrar a los EEUU. Es precisamente esta emigración a los Estados mexicanos del norte y a EEUU lo que hace que la pobreza no haya explotado en Chiapas. Cuatro camiones salen diariamente de Tuxtla Gutiérrez a EEUU: se va la pobreza. Si el índice de pobreza es insultante en México, Chiapas lo supera. Siendo el principal productor de carne, los chiapanecos no pueden comerla. Si tienen la principal riqueza en agua y en bosques, no es para ellos. Chiapas es el Estado más pobre de México, el 80% de las comunidades indígenas carece de agua potable y de electricidad, la desnutrición infantil llega también al 80%. El Tratado de Libre Comercio es de un solo sentido: la exportación desde EEUU fractura los pocos medios de subsistencia que les daba la plantación del café y del maiz.

El año 199410 va a marcar un hito en la historia de Chiapas y de México: una guerrilla de raiz marxista-leninista que durante 10 años se nutre del pensamiento y de las formas de vida indígena, se convierte en un inclasificable movimiento, el EZLN y en la madrugada del primer día del año 1994, ocupa San Cristóbal de las Casas y otros siete municipios de Chiapas. Zapata vuelve, la presencia del indigenismo y de su crítica a la sociedad capitalista es ya insoslayable. Le seguirán años de atroz represión (invasión militar, paramilitares, desaparecidos, muertos) y de fraudulenta negociación (1996, San Andrés Larráinzar: acuerdos después incumplidos). Pero lo decisivo es la novedosa realidad que se instaura en todos los municipios ocupados: la autonomía secular de los indígenas: elección de sus propios órganos de gobierno (mandar obedeciendo), de justicia (las Juntas de Buen Gobierno, donde acuden no sólo los de la comunidad zapatista sino también las no zapatistas), de comunicación exterior (los Caracoles), verdaderos espacios de poder alternativos a nuestra forma capital-Estado, al margen de las leyes de la economía y de la organización estatal.

La Otra campaña

Las comunidades zapatistas estando en alerta roja no nos es posible entrar y convivir con ellas, lo que modifica pues nuestra estancia en Chiapas: ahora, recorrer la presencia y la movida (discusiones, asambleas, solidaridad, apoyo a desalojos,..) zapatista en San Cristóbal. Así, participamos en el II Encuentro Estatal de La Otra Campaña, que se realizó en el CIDECI11. La Otra Campaña surge de la 6ª Declaración de la selva lacandona, en la que aparece un discurso más netamente                                                                        ,
_________________
10. Ver "Chiapas, la guerra de las hormigas", Claudio Albertani, Etcétera, nº 23 y "Los motivos de Chiapas", Antonio García de León, Etcétera nº 24.
11. Sistema indígena-intercultural de educación no-formal. Centro de artes, oficios y capacitación para jóvenes indígenas no escolarizados: antes de capacitarse en su oficio elegido, los jóvenes pasan rotativamente por un rápido aprendizaje de los demás oficios. El Centro yncluye también distintos centros de estudio y documentación


anticapitalista, no sólo haciendo hincapié como en las anteriores declaraciones en el neoliberalismo, y asambleario: encuentro desde la base de todos los movimientos rebeldes más allá de la política institucional: otra manera de hacer política. Coincidiendo con la campaña electoral se inicia la Otra con cerrada crítica a los candidatos y a López Obrador, y preveyendo encuentros de Marcos, ahora delegado cero, con los movimientos de base y a la izquierda, desde el Sur hasta la frontera con los EEUU. Estando Marcos en el DF tiene lugar la barbarie de Atenco y se para la Otra Campaña.

Si en el DF, tal como hemos anotado, la discusión se centra en el proceso político abierto con el fraude y en el movimiento social de base que a partir de él surge, aquí, en un clima más antipolítico y abstencionista, las discusiones se centran en los conflictos cotidianos y cómo abordarlos: recursos naturales, salarios, educación, situación de las mujeres, presos, pobreza y migración, y poco relieve alcanzan, o ninguno, las próximas o ya inmediatas elecciones en el Estado. Importancia destacada ocupa el informe de un delegado de Oaxaca, y el de la prisión del Amate12. Las discusiones avanzan a una lentitud increíble13, todo se aclara, todo se traduce, se avanza al ritmo del más lento. Las decisiones se toman por unanimidad, y para ello se toma el tiempo que sea necesario. Estamos inmersos en un clima que nos recuerda nuestra Barcelona de los años 70, tanto en las formas como en los contenidos: siempre queriendo ir a lo radical, a la raíz de las cosas. Por ejemplo en la discusión y medidas a tomar sobre los presos se hacía hincapié en la cárcel como pieza central del sistema y que por tanto no bastaba con la excarcelación de los presos políticos sino que se ponía en cuestión toda la justicia burguesa y se incluía al preso social. Obligado, claro, fue discutir, aunque muy de paso, sobre lo que está pasando en el DF a partir del fraude, y el porque de la parada de la Otra. Simplemente se dice que el fraude es una injusticia y que la Otra está contra cualquier injusticia, y por tanto contra ésta. A nosotros que venimos del DF nos cuesta entender tanta parquedad y cómo no se manifiesta un mayor interés por lo que pueda _y hacia dónde_ evolucionar el movimiento de base que empezó contra el fraude pero que quizá pueda, dejando líderes y política institucional, confluir en el movimiento de autoorganización que La Otra contempla.

Acteal

En el recorrido por la historia zapatista era obligado llegar a Acteal, punto límite de una represión desmesurada y cruel. De camino, una anécdota pero de un significado cruel por lo que dice sobre la persistencia de unos modos. Camino de

___________________
12. La Asamblea, por mediación de unos delegados contestó esta carta.

13. La concepción del tiempo, esta lentitud, creo que es importante para entender el indigenismo. Muchos cuentos y leyendas populares hablan al respecto.

Acteal, en coche con unos amigos chiapanecos, pasamos por Yabteclum, por la carretera que bordea la plaza donde había una fila de hombres esperando y uno, al frenar nosotros para dejar paso a un camión que venia de frente, se acerca a la ventanilla y pregunta "¿son ustedes los pagadores de Juan Sabines?" Faltaban sólo días para las elecciones a Gobernador en el Estado de Chiapas. Pasado un asentamiento militar en Polhó, llegamos a Acteal, el primero zapatista, el segundo, Las abejas, donde hablamos, gracias al tzotzil de nuestros amigos, con sus gentes todavía con miedo: poco más adelante están los priistas, aún amenazadores. Estos días unas trabajadoras nutricistas que viven en las Abejas son amenazadas de violación por parte de expriistas. El recuerdo de los 45 muertos y el miedo persisten.

En 1997, en plena represión al zapatismo, militarizada la región con más de 70 campamentos militares y 70 mil soldados, como un acto más de represalia, el 22 de diciembre, paramilitares14 y priistas, entran en Las Abejas, sociedad civil neutral y disparan sobre la población que se encontraba rezando en la ermita de la comunidad: cunde el pavor, 45 muertos.

Hoy, diez años después de la masacre de Acteal, la represión y los grupos paramilitares y Guardias Blancas continúan. A los pocos días de regresar de Acteal, en una asamblea en San Cristóbal, un indígena de la comunidad de Cho'les de Tumbalá, base de apoyo zapatista, acude para pedir ayuda y para informar del desalojo, el día 3 de agosto, de las 18 familias de su comunidad, desalojo a la antigua manera priista de los grandes finqueros: guardias blancas armados con motosierras y gasolina arrasan con casas, animales y cosecha. El miedo cunde en la asamblea: ¿posible inicio de nuevos desalojos? Y se coordinan acciones de ayuda y solidaridad.

Oaxaca

Nuestra atención está ya en el punto más caliente de México: la comuna de Oaxaca. Oaxaca es uno de los estados más pobres de México, de fuerte composición indígena y feudo del PRI durante 75 años de corrupción y desprecio a las reivindicaciones de indígenas, artesanos, trabajadores, maestros,… Como en Chiapas, la pobreza es contenida gracias a la emigración a EEUU: la primera fuente de ingresos es el dinero que envían los emigrantes. Llama la atención ver en el impresionante mercado dominical de Tlaculula, a 30 km. de la ciudad de Oaxaca, las largas colas de gente ante dos oficinas: la oficina de correos (recepción de giros), y la oficina de cambio. Pobreza que desde el Gobierno se manipula con el proyecto Puebla-Panamá, corredor por tierra (ferrocarril y carretera) entre los

_________________
14. La paramilitarización del Estado es llevada a cabo a partir del 1994 y tiene por finalidad acabar con cualquier resistencia al actual modelo de dominación y proteger los intereses del proyecto neoliberal de la inversión: exterminio del indígena. Principales grupos paramilitares: "Paz y Justicia", "Máscara Roja", "Brigada Tomás Munzer",…

dos océanos, en el istmo de Tehuantepec y la promesa de puestos de trabajo. Trabajo en las maquilas15 que se instaurarían a lo largo del "canal" y conversión de los pueblos indígenas en reserva turística.

En Mayo, los maestros se manifiestan por demandas laborales (revisión salarial y de categorías). Como es normal en México, será el Zócalo de la capital el escenario del plantón de los 70.000 maestros del Estado, agrupados en la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (SNTE)16. La respuesta del gobernador, al persistir el plantón, es desalojarlos: el 14 de Junio, 3000 policías entran en el Zócalo y balean: seis muertos. La reacción del pueblo oaxaqueño es inmediata: más de 350 asociaciones (comunidades indígenas, asociaciones civiles,…) se unen al magisterio y forman la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), toman las calles de la ciudad y más de 30 ayuntamientos, y la primera reivindicación que avanzan es el cese del gobernador Ulises Ruiz, al que acusan de estos asesinatos, aparte de los muertos (más de 35), desaparecidos, detenciones (más de 200), instigador de los escuadrones de la muerte al más puro estilo de los regímenes fascistas de América Central o Sudamérica de los años 70, y creador de uno con la escoria de la policía del Estado17, y del desvío de miles de millones de pesos a sus empresas privadas y a la campaña electoral del priista Robledo Madrazo. Así pues, de unas demandas económicas y gremiales se pasa a una de carácter político: la desaparición de poderes y la destitución del gobernador.

La APPO empieza pues su andadura. Ocupa el centro y aledaños de la ciudad de Oaxaca, construye más de 500 barricadas, expulsa al aparato estatal y controla pues el Palacio de gobernación, oficinas de recaptación, la Dirección General de Sanidad, la Secretaría de Medio ambiente, las Secretarías de Comunicación y Transporte, Radio y Televisión. El 1 de agosto, más de 2000 mujeres toman las instalaciones de radio y el canal 9 de TV. La APPO asume el control político de la ciudad, bloquea carreteras, controla el aeropuerto,.. El gobernador se instala en el hotel Nikko e intenta acabar con tal situación: propicia ataques nocturnos a algunas barricadas, a una estación de radio, sus esbirros balean, asesinan, son ya 10 los muertos. Pide al gobierno federal que envíe el ejército para desalojar: su policía estatal es insuficiente. Fox, envía al ejército que se atrinchera en las proximidades de Oaxaca y deja pasar días. La propaganda de la televisión de

______________________
15. Maquilas: empresas y naves de ensamblaje a lo largo de la frontera con EEUU, alto índice de trabajo femenino en pésimas condiciones con índices de cancer y enfermedades hasta la muerte, con salarios irrisorios, y sin ninguna protección legal.

16. Se trata de una sección disidente de la orientación y corporación del gran sindicato mexicano del magisterio, priista, dirigido por la espúria Esther Gordillo. Desde hace tiempo, en el Estado de Oaxaca los maestros no llegan nominados desde el Estado Federal sino que son oaxaqueños.

17. El periódico `Noticias' del 20 de Agosto, da cuenta, con nombres, de la formación de este escuadrón.                            .

México es unánime: "Oaxaca está tomada por la guerrilla que tiene secuestrados al millón largo de niños sin clase", e insta al desalojo18. La APPO resiste cada vez más fuerte. Envía un plantón al DF, ante el Senado, para exigir el reconocimiento de la supresión de poderes y la destitución de Ulises Ruiz. Desde el gobierno federal se dice negociar e intentan dividir magisterio y asamblea popular, ofrecen dinero, concesiones políticas, pero la destitución de Ulises Ruiz es innegociable para APPO. El Senado dicta la no destitución del gobernador. El desalojo parece inminente pero es un mal final para el mandato de Fox salir con tal matanza, y mal comienzo para Calderón empezar así. Mejor la renuncia de Ulises Ruiz, del PRI, pero la situación política actual les obliga a persistir en el tandem PRI-PAN.

La tensión es muy alta. La APPO continúa unida, y está recorrida por asociaciones, grupos y comunidades bien distintas y por el magisterio con su fuerza y sus discusiones y contradicciones. La asamblea popular se reúne, discute, toma decisiones a nivel organizativo, judicial e incluso legislativo: se trata de un poder popular real, insólito hoy desde nuestra vieja Europa19. No sólo controla la ciudad de Oaxaca sino más de 35 pueblos, donde se han dado los mismos pasos de destitución de poderes que en la capital y de instauración de la asamblea popular. Las instituciones vacías y con todas sus contradicciones aparece el embrión de un gobierno alternativo. La solidaridad de los otros maestros de otros Estados empieza a darse, la solidaridad de indígenas y obreros de otros Estados es irregular y débil.

La autonomía indígena viene de muy antiguo y es muy resistente, pero la represión mortífera del poder no parece tener límite. La rebelión y la dignidad de los de abajo continúa alta en México. Ahora mismo varios puntos visibles alcanzan un grado explosivo, a parte de otros que no se ven y están ahí. Hemos hablado de los tres ahora más manifiestos: de los municipios autónomos zapatistas y del andar de la Otra Campaña; del movimiento asambleario real oaxaqueño que, evidentemente puede por acciones externas e internas perderse; y del posible despegue de un movimiento asambleario que la movilización, ésta sí no asamblearia, impulsó contra el fraude. Liderismos, represión, chantajes, propaganda juegan en su contra; el ansia de libertad y de autonomía, en su favor. El ir juntos, no por decisión política sino por encontrarse yendo hacia el mismo sitio, les da fuerza. Y la acción rebelde que recorre hoy América la refuerza.

____________________
18. La prensa española no desmerece en este grado de ignominia. Lo más insultante y espurio que he leído sobre la situación en Oaxaca está en El País 20/10, en su editorial y en el artículo: "Radio Appo. Una emisora ocupada en agosto coordina a los grupos que siembran el caos en Oaxaca".

19. Movimientos sociales que tienen la fuerza suficiente para derribar gobiernos legalmente constituidos (Ecuador, Bolivia, México,..), aunque esta fuerza se pierda luego _no fatalmente claro_ en el Estado. Interesantes a este respecto los análisis de John Holloway y de Emmanuel Wallerstein.


Algunas interrogaciones ya desde Barcelona

La insultante realidad de 70 millones de pobres en un territorio de importante riqueza natural, el desprecio del indigenismo que recorre todas las esferas del Poder, la corrupción increíble de toda la Administración del Estado con la persistencia del fraude electoral, la importancia y la implicación política del narcotráfico, la extensión de las maquiladoras como forma actual de trabajo…, junto a la milenaria autonomía indígena y la constancia de los movimientos rebeldes convierten a México en un polvorín que podría dar paso a una revolución social: ¿si México nos dio la primera revolución del siglo XX, por qué no va a dar la primera del siglo XXI?

La primera interrogación es respecto al proceso electoral e inmediatamente post electoral. Una cuestión: ¿Por qué no se deja pasar a López Obrador? ¿No puede asegurar él mejor la transformación moderna capitalista de México, renegociando el Tratado de Libre Comercio, industrializando y no convirtiendo México en una gran maquila como quieren hacer los panistas, dejando sin privatizar los recursos naturales, agua, madera, petroleo,…? ¿Su acceso a la presidencia del Estado federal no desactivaría todos o muchos de los focos conflictivos? Quizá estas preguntas están demasiado contaminadas por las que sí eran pertinentes aquí en España en los años 80 cuando sube al gobierno el PSOE con Felipe González, y quizá no tienen en cuenta la estructura socioeconómica de México, es decir, la diferencia entre las estructuras económicas de ambos países. Quizá también están viciadas por una concepción economicista del capital como uno, cuando son varios y en conflicto, pero la lógica que los preside, la acumulación, sí tendria que proporcionar una explicación. La otra cuestión es respecto al movimiento de rechazo al fraude. Obrador se ve obligado a liderar un movimiento de masas que lo reconoce como presidente. Se trata de un movimiento entorno a López Obrador, no de un movimiento de asambleas sino de aclamaciones. Pero ahí dentro hay gente (pobres, indígenas, estudiantes,..) que pretende ir más allá. La Convención Nacional Democrática del 16 de septiembre no da este paso, al contrario aún lo politiza más. ¿La otra forma de hacer política que podía aflorar y afloró en los campamentos del Zócalo y de la Reforma se desvanece o continúa con la resistencia civil? ¿Puede todo esto dar origen a un movimiento autoorganizado y que, más allá de líderes, avance por la consecución de sus reivindicaciones y converja con los otros movimientos rebeldes?

Otra serie de interrogaciones va hacia lo que ha representado y representa la APPO en Oaxaca. Sobre la realidad de este movimiento social de autonomía. Más de 300 asociaciones coordinándose, decidiendo en asamblea, llevando a la práctica estas decisiones y en un contexto nada fácil, muy contradictorio, con el peso del magisterio unido y a veces dividido, con su liderazgo para muchos

corrupto, y con un aislamiento considerable. Cómo han podido destituir a sus gobernantes y gobernarse a sí mismos, hacer funcionar una ciudad de 500.000 habitantes, enfrentados continuamente a un inminente desalojo y a un incesante tiroteo (10 muertos). Saber sobre el día a día de esta autoorganización y autonomía, saber no tanto a dónde apunta el proceso revolucionario, sino cómo se da. Y respecto a su aislamiento, o a la poca solidaridad desde fuera (dentro del magisterio y en general en otros Estados): parece algo bastante general el aislamiento en el que se dan las diferentes luchas en los distintos Estados de México (La Parota, Atenco, mineros en Michoacán por ejemplo).

Sobre la Otra Campaña, también muchas preguntas. ¿Por qué la Otra no mira más a los Otros, a los otros movimientos? En concreto a lo que pueda suceder entre los que luchan contra el fraude, y sobre todo al movimiento oaxaqueño. Mirada que podría impulsar la convergencia de todos estos movimientos, mejor que la búsqueda de grupos y sujetos abajo y a la izquierda. Por ejemplo en Barcelona en un momento privilegiado de la autonomía obrera durante los años 60 y 70, se coordinaban no intenciones sino asambleas reales (más o menos fuertes) de fábrica y de barrio que se encontraban juntas en la misma lucha: la unidad no era una previa sino un resultado, una confluencia. Confluencia en una lucha que se pretendía no sólo antifranquista sino anticapitalista. En México los movimientos sociales de ruptura con las instituciones corruptas ¿avanzarán también en ruptura con las instituciones simplemente capitalistas?

La naturaleza de las luchas de los pueblos indígenas así lo indica. En efecto, la mayor parte de conflictos que originan tales luchas son por cuestiones de territorio, de infraestructuras (: rechazo del aeropuerto en Atenco, rechazo de La Parota en Guerrero, rechazo al plan Puebla Panamá, rechazos a grandes carreteras,..) pues consideran que perjudican a sus comunidades y saben que sólo representan un progreso para políticos, hacendados, grandes inversionistas. Distinguen pues entre progreso y progreso del capital, lo que convierte sus luchas en anticapitalistas.

Barcelona, Octubre 2006, Q. S.