Coordinadora para la prevención de la tortura: COMUNICADO SOBRE LOS DETENIDOS

La Coordinadora para la Prevención de la Tortura, integrada por:

Acció del Cristians per l’Abolició de la Tortura (ACAT), Alerta Solidària, Asociación APOYO, Asociación EXIL, Associació Catalana per la Defensa dels Drets Humans, Associaçaô Contra a Exclusâo pelo Desenvolvimento, Asociación Contra la Tortura, Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia, Asociación Libre de Abogados, Associació memoria Contra la Tortura, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Asociación de Solidaridad y Apoyo a los Presos de Aragón (ASAPA), Behatokia (Observatorio Vasco de Derechos Huamnos – Euskal erico Giza Eskubideen), Centro de Asesoría y Estudios Sociales (CAES), Centro de Documentación Contra la Tortura, Comissió de Defensa de l’Il•lustre Col•legi d’Advocats de Barcelona, Comité Anti-Sida de Lugo, Concepción Arenal, Comité de Solidaridad con Euskal Herria de Madrid, Coordinadora Antirrepressiva de Gràcia, Coordinadora Contra la Marginació de Cornellà, Coordinadora de Barrios de Madrid, Coordinadora Estatal de Solidaridad con las Personas Presas, Esculca (Observatorio para a defensa dos directos e liberdades), Eskubideak (Euskal Abokatuen Alkartea), Etxerat (Euskal Errepresaliatu Politikoen Elkartea), Federación de Asociacions de Loita contra a Droga, Federación Enlace, Fundación Érguete, Gurasoak, Institut de Drets Humans de la Universidad de Barcelona, Justicia i Pau, Movemento polos Dereitos Civis, Observatori del Sistema Penal i els Drets Humans de la Universitat de Barcelona, PreSOS Extremadura, PreSOS Galiza, Rescat, Salhaketa (Bizkaia), Salhaketa (Áraba), Torturaren Aurkako Taldea, Santurtziko Torturaren, Kontrako Taldea, Xusticia e Sociedade,

MANIFIESTA

Frente a los acontecimientos del pasado fin de semana en Barcelona, en los cuales resultaron detenidas 60 personas por la Policía tras una protesta pacífica contra la construcción del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zona Franca, las organizaciones sociales y profesionales abajo firmantes, manifestamos los siguiente:

1) El Estado social y democrático de derecho no puede permitir el mantenimiento de auténticos "agujeros negros" como son un tipo de Centros policiales, no penitenciarios, sin inspección judicial, donde son recluidas personas que no han cometido delitos y donde se les encierra hasta expulsarlos del país, o de la sociedad, al condenarles a un limbo jurídico como es el de circular por las calles sin papeles, esto es, sin derechos.

2) Contra semejante gestión punitiva de la inmigración, unos jóvenes se manifestaron simbólica y pacíficamente entrando en el mayor de semejantes Centros que se edifica en el Estado español. Sus abogados, miembros del "Legal Team" previsto en toda Europa para prevenir posibles vulneraciones a derechos fundamentales, estaban fuera de las instalaciones. Todos, manifestantes, abogados (e incluso dos periodistas que cubrían la acción) fueron brutalmente detenidos por la Policía, pese a haber sido, todos, previamente identificados y sin que se justifique entonces la privación de su libertad.

3) Desde el momento en que las 60 personas fueron detenidas y recluidas en el Centro de La Verneda, se profirieron por parte de la Policía todo tipo de vejaciones (como insultos, algunos golpes, privación de comida y agua pese a las altísimas temperaturas, obligación de permanecer horas de pié al sol, entre otras). Se les mantuvo privados de su libertad durante todo el sábado 24, el domingo 25 y no fueron puestos a disposición judicial hasta el lunes 26, prolongándose de modo absolutamente innecesario la privación de su libertad (pues el domingo todos había cumplido el trámite de declaración ante la Policía). Las condiciones, el hacinamiento en instalaciones verdaderamente repugnantes como relatan todos los detenidos, fueron empeorando paulatinamente.

4) El lunes 26, todos fueron puestos en libertad por la autoridad judicial. Pese a ello, la Policía ha criminalizado esta protesta atribuyéndole a los detenidos vínculos con organizaciones filoterroristas. El Alcalde de Barcelona y otras autoridades públicas incidieron en semejantes imputaciones, en lugar de atender los reclamos contra el comportamiento policial denunciado.

Las organizaciones abajo firmantes mostramos nuestra absoluta repulsa por el comportamiento policial y por los intentos de criminalizar una contestación que agrupa a profesionales, estudiantes y organizaciones no gubernamentales quienes continuaremos denunciando y luchando contra un modelo punitivo basado en la criminalización de la pobreza y de la protesta.

El pasado lunes 26 de junio, se conmemoró por la ONU, el día mundial contra la tortura y el sometimiento a tratos crueles, inhumanos o degradantes.

En Barcelona, a 28 de junio de 2006