+ Bienvenida
+ Nosotros
+ Manifiesto
+ Caza de Brujas

+ Música
+ Plástica
+ Literatura

+ Ediciones
+ Campañas

+ Enlaces
+ Contacto

Por qué no quiero cooperar con la Teletón

Porque no estoy de acuerdo - y creo que nadie está de acuerdo- con el enriquecimiento salvaje de unos pocos a costa de engaños y artimañas. La Teletón es sólo un medio que utilizan los poderosos para volverse más poderosos, haciéndonos creer que estamos siendo solidarios y ayudando al prójimo cuando en realidad le estamos entregando directamente nuestro dinero a quienes manejan, sustentan y se benefician con esta farsa. Los días destinados a la recaudación de capital dirigida a la Teletón son días en que personas de todo el país ayudan a los bancos a enriquecerse, ayudan a las empresas a enriquecerse, ayudan a la farándula a enriquecerse, no está realmente entregando su dinero a una causa noble, sino agravando más la situación.
De partida, estamos obligados a cooperar, no hay manera de evitarlo. Las empresas que nos venden productos cualquiera (desde el confort a la cerveza) nos están obligando a participar en su juego, negándonos la posibilidad de discernir qué debe hacerse con nuestro dinero. Al comprar un producto que publicita su cooperación para con la Teletón, están obteniendo beneficios directos de su "solidaria" gestión, anunciando y haciendo brutal propaganda de su participación en este evento, proclamando que el capital que ingresa en los bancos aquellos días proviene del esfuerzo y la solidaridad de miles de chilenos que se sienten generosos, sin darse cuenta de que gran parte del dinero que dan (la mayoría, en este caso) va destinado directamente a las empresas y al banco mismo, o sea, participando ingenuamente en el juego que crearon para nosotros.

No existe solidaridad en la Teletón, no estamos siendo beneficiarios de la gente con problemas, sino que estamos agravando su situación, al apoyar y mantener el desarrollo y avance de una farsa sostenida con nuestros ingresos y que no permite y nunca va a permitir que esa gente y que toda la gente tenga derecho a tener una vida sana sin tener que participar en el desarrollo del lucro y el poder que gracias a nuestra ingenuidad les estamos ayudando a ostentar. O sea, estamos sosteniendo sus maletas llenas de billetes con nuestras manos, confiando y sintiéndonos seguros de que esas manos gigantes y seguras lo llevan por el buen camino de la generosidad y el amor, cuando en realidad lo conducen a sus aposentos privados, para seguir acumulándose en sus cajas fuertes.

Es preciso entender que la Teletón es un espectáculo muy bien montado, en el cual nos están constantemente engañando y en el que empresarios, banqueros y gentes del espectáculo aprovechan de garantizar su poderío económico mediante el montaje grosero de una publicidad morbosa, donde se aprecian claramente rosotros de personas que cualquiera podría asegurar que no poseen dificultades de ingresos, y que literalmente nos insta a que traspasemos nuestro capital a sus bolsillos, que, según ellos dicen, se mantienen vacíos.
Lo más desagradable de este asunto es que esta gente se está atreviendo a mostrar su rostro, se está atreviendo a dar la cara y a explicitarnos mientras nos miran los ojos que nos están robando, nos están haciendo cómplices de su codicia y haciéndonos partícipes de un juego en el cual los beneficiados son beneficiados por nuestra total y absoluta culpa, porque somos capaces de entregarles nuestro dinero sin pensarlo dos veces, porque nos quedamos con lo primero que nos dicen, accediendo a condicionar nuestra salud y nuestro bienestar, accediendo a enriquecerlos y a empobrecernos. Esto es, estamos alimentando a una multitud de ladrones que sostienen el poder que nosotros mismos les estamos entregando.

La Teletón no es tuya, como anuncian los grotescos carteles con que nos bombardean desde todos lados; la Teletón no es tuya, es de ellos, es su negocio. Piensa cuánto se va a enriquecer el Banco de Chile este 29 y 30 de Noviembre, piensa cuánta gente, cuánta cantidad de gente va a acudir a las sedes del Banco directamente a regalar su dinero, cuánta gente va a ser engañada con la ilusión de la cooperación solidaria, mientras que el verdadero problema es que nos hemos acostumbrado a la idea de que tenemos que rebajarnos y dejarnos hurtar, nos acostumbramos cada año que pasa a entregar más dinero, a llenar más sus bolsillos. La Teletón sólo  nos pide 10 mil millones de pesos, de los cuales nosotros entregamos por lo menos el doble.

Piensa que cada vez que compras un producto marcado con el símbolo de la Teletón estás ayudando a que menos gente tenga la posibilidad de vivir una vida sana, a que menos gente tenga la posibilidad de vivir totalmente sano, porque mientras nuestros ingresos sean la base de su riqueza, mientras las empresas de la salud se vuelvan millonarias a cada instante que necesitemos gozar de nuestro bienestar, cobrándonos por un derecho que estúpidamente hemos cedido y olvidado, nunca van a dejar de robrarnos. No cedas ciegamente tu derecho de estar sano a quienes sólo intentan utilizarte, no les creas cuando te dicen que nuestro esfuerzo va destinado a una causa noble. No apoyes a la Teletón, pues sólamente estás cavando tu propia tumba, sólamente estás entregándoles el cuchillo con el que te apuñalan.

Detente un instante y piensa realmente si el poder que les entregamos es necesario, si la continuidad de esta farsa es necesaria. Piensa si tú y tus hijos se merecen este ultraje premeditado, piensa si es realmente lógico y razonable el estar continuamente dejándote robar para poder vivir. Piensa si relamente debes pagar por tu derecho de estar sano.
Regaláte la posibilidad de aspirar a algo mejor, no creas ciegamente que las razones que ellos nos dan para robarnos son el único medio para continuar viviendo, date cuenta que sólo a costa nuestra se mantiene este fraude. No les des el poder para cobrarte por tu derecho a tu bienestar.


NO LE ENTREGUES TU DINERO A LA FARÁNDULA
LA TELETÓN SON SÓLO 27 HORAS DE "ENTRETENCIÓN"

LA TELETÓN NO ES TUYA, ES $UYA.


 



Copyleft 2002 Brujas
Todo el contenido de este sitio, tanto gráfico/plástico como lingüístico musical se puede copiar, distribuir y/o modificar,  bajo los términos de la Licencia de Creación Libre Brujas.

Valid HTML 4.01!