Por qué no usar el formato de Micro$oft Word (.doc)

Jueves 5 de febrero de 2004. Motivos y alternativas (.rtf, .html, .txt)

  1. Suponemos que no hará falta explicar a nadie qué tipo de empresa es Micro$oft, y las sucias estrategias que utiliza. Esto en sí mismo ya nos debería resultar suficiente a tod@s para no utilizar ninguno de sus productos (aunque se hayan conseguido sin pagar por ellos; suponemos que nadie escucha música de grupos nazis escudándose en que no la ha comprado). Tampoco vamos a entrar ahora en ese debate, pero os recomendamos no obstante la lectura del artículo Trampa en el ciberespacio.

    Lo importante es que, si alguien me envía un documento en formato Word, me está obligando a tener una copia de M$ Word para poder usarlo, con lo cual no sólo colabora con el monopolio, sino que además le ayuda a extenderse.

    Micro$oft ha creado un programa gratuito llamado Word Viewer que permite visualizar documentos .doc sin necesidad de comprar el M$ Word (sólo visualizarlos, no permite editarlos ni usar macros). Sin embargo este programa solo esta disponible para M$ Windows, con lo que seguimos obligados a usar los productos de Micro$oft.

    Existen programas libres (OpenOffice, Abiword) que permiten -hasta cierto punto- importar documentos de Word. Sin embargo el formato .doc no está documentado, por lo que la importación nunca es perfecta.

    Es más: Micro$oft cambia el formato .doc cada nueva versión para obligarnos a comprar la nueva versión de M$ Office, pues las diferentes versiones no pueden intercambiarse los documentos correctamente(!).

  2. No es multiplataforma. El programa M$ Word sólo está disponible para las plataformas Windows y Macintosh. Sin embargo, un documento de M$ Word escrito en Windows da problemas para leerlo en un Macintosh, ¡incluso con la misma versión de M$ Word! El uso del formato .doc supone pues menospreciar a los que usan otros sistemas operativos: GNU/Linux, Macintosh, BSD, OS/2, BeOS...

  3. El formato .doc no aporta nada. Existen formatos abiertos o documentados, y que además son estables en el tiempo, que nos ofrecen la misma funcionalidad, y están más extendidos: RTF, HTML, etc, que se pueden ver y editar en prácticamente cualquier sistema operativo. Si no hay necesidad de que el destinatario pueda editar el documento, podemos usar los formatos PDF o PS. Si el documento no incluye imágenes ni formateo, un simple fichero de texto ASCII (.txt) es suficiente.

    Desde M$ Word se puede guardar en formato ASCII, RTF (Rich Text Format) y HTML. Imprimiendo en un fichero en vez de en una impresora se genera un fichero PostScript. En esta página se explican los pasos a seguir para publicar cualquier documento como PDF, usando programas de libre distribución.

  4. La mayoría de los virus actuales son virus de tipo Macro, que afectan y se difunden exclusivamente por medio de los documentos de Micro$oft Office (Word, Excel, etc).

  5. El formato .doc ocupa mucho más que el RTF, lo que a la hora de enviarlo por correo electrónico es otra razón de peso más para no usar el formato .doc.

    Ejemplo real (si quieres puedes realizar tus propias comprobaciones):

    Documento M$ Word blabla.doc Tamaño: 91 Kb
    Documento RTF blabla.rtf Tamaño: 16 Kb

    Son exactamente el mismo (por si había duda). Pero la cosa sigue, porque ahora se pueden comprimir:

    Documento M$ Word comprimido blabladoc.zip Tamaño: 15 Kb
    Documento RTF comprimido blablartf.zip Tamaño: 5 Kb

    O sea, que de enviar 91 kb del texto word sin comprimir, hemos reducido ¡casi 20 veces! hasta los 5 kb del rtf comprimido. Es evidente que es lo que más conveniente.

    (El texto en cuestión es un manual de instalación, con negritas, cursivas, alguna tabla, y algún cambio de tipo).

  6. El concepto de "procesador de texto" es ya obsoleto. Te aconsejamos que lo superes y empieces a usar un "procesador de documentos" como LaTeX. A partir de un documento LaTeX puedes generar texto ASCII, PostScript, PDF...A partir de una fuente XML se puede generar LaTeX y demás formatos usuales.

image1