Transportes iniciará su parte de la 'Y' tres años tarde

El País. EDUARDO AZUMENDI - Vitoria

La consejera fija ahora las primeras obras para 2008.Con tres años de retraso, varios tramos del corredor guipuzcoano de la Y ferroviaria, los que corren a cargo del Gobierno vasco, se encontrarán en obras en 2008.

Al menos, así lo anunció ayer la consejera de Transportes y Obras Públicas, Nuria López de Guereñu, en el Parlamento. Una vez resuelto el año pasado el desencuentro entre los ejecutivos central y autónomo, este último se encargó del trazado en Guipúzcoa.

La previsión de López de Guereñu es que las obras comiencen en el primer trimestre del próximo año en el tramo entre Itsasondo y Ordizia, de 2,8 kilómetros. El resto se encuentra en un estado previo, pero la confianza de la consejera es que las obras se extiendan a algún otro tramo.

En Álava, ya hay un segmento de 5,2 kilómetros en construcción. El resto de la línea en esta provincia se encuentra adjudicada o en fase de licitación. Mientras, en Vizcaya hay dos tramos en proyecto y el resto a la espera de que comiencen las obras.

Los primeros trabajos en Guipúzcoa llegarán con tres años de retraso, atendiendo a las previsiones que en su momento hizo el entonces titular de la cartera, Álvaro Amann, quien las fijó para 2005. Entonces, las relaciones entre las dos administraciones no eran tan fluidas, lo que complicó las cosas. Una vez que López de Guereñu accedió al cargo, se anunciaron para marzo de 2007, luego para después del verano de este año y ahora se fijan para inicios de 2008.

Este cúmulo de retrasos llevó ayer al PP a criticar al Gobierno en el pleno del Parlamento. Su representante Borja Semper apuntó que el Ejecutivo se halla más preocupado por otros asuntos, como la consulta que promueve el lehendakari Ibarretxe, que en "los problemas de la Euskadi real". "Las infraestructuras, la sanidad o la educación no están entre las prioridades del Ejecutivo", se quejó el parlamentario popular, quien advirtió a la consejera de que los retrasos "le restan credibilidad".

Los reproches también le llegaron desde el bando socialista. Óscar Rodríguez mostró su preocupación por la falta de cohesión en el tripartito a la hora de encarar la obra más costosa de la historia de Euskadi. "Los concejales de EA y de EB en algunos pueblos ya han anunciado que se opondrán con todas sus fuerzas a la Y. La falta de cohesión de los tres socios genera incertidumbre y zozobra en la sociedad", dijo. López de Guereñu reconoció que las discrepancias con EB sobre el trazado, pero recalcó que ello no significa que peligre la cohesión del tripartito o la línea de alta velocidad.

"Lo que el PSE debería hacer es actuar de una manera más responsable y no utilizar la red ferroviaria de forma partidista para atacar al Gobierno", replicó la consejera. También citó las amenazas que sufre el proyecto por parte de ETA y el radicalismo abertzale y recordó que ya se ha montado una comisión de seguridad en la que participan las dos administraciones.

Etiketa(k):