EuskoTren aspira a operar en líneas ajenas como la de Renfe y quiere asumir la gestión del TAV

Noticas de Gipuzkoa. agencias Bilbao.

Pretende ser el operador de transporte de referencia en la CAV.Ofrecerá servicios sobre otras redes "sola, con alianzas o en el modelo que se establezca"

El nuevo director general de EuskoTren, Iñigo Palomino, aseguró ayer que la compañía aspira a ofrecer servicios sobre otras redes, como la de Renfe, "sola, con alianzas o en el modelo que se establezca en cada caso". En una comparecencia ofrecida para ofrecer el balance anual de la entidad, Palomino señaló que éstos "son nuevos tiempos" para la misma, desde que en agosto del año pasado se segregara entre el gestor de la infraestructura, ETS, y el operador, EuskoTren, "lo que provoca que tenga que adaptarse a la separación de funciones".

En este sentido, aseguró que éste es "el principal objetivo" al que se hace referencia en la revisión del plan estratégico EuskoTren XXI. Además, aseveró que otros objetivos son el crecimiento, la eficiencia financiera y la excelencia operativa.

"Aspiramos a ser el operador de transporte de referencia en Euskadi y vamos a seguir mejorando la calidad de servicios en la red métrica, de titularidad de la Comunidad Autónoma Vasca, pero también aspiramos a ofrecer servicios sobre otras redes, como las de Renfe o FEVE, solos, con alianzas o en el modelo que se establezca en cada caso", señaló.

Asimismo, dijo que desde EuskoTren aspiran a ser los operadores de la nueva red ferroviaria de la Y vasca, para "aportar en esa consolidación de Europa con Euskadi nuestro saber hacer como empresa ferroviaria y de transporte".

interés por las cercanías Por su parte, el consejero delegado de EuskoTren, Julián Eraso, aseguró que la posible transferencia de Cercanías planteada por Madrid "interesa" al Gobierno Vasco, aunque matizó que "habrá que ver las condiciones" en las que ésta se plantea. Además, consideró que estos planteamientos por parte del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, son "mensajes políticos" dirigidos a Cataluña, "porque de algún modo hay que solucionar eso".

Eraso consideró que "no se trata de transferir de cualquier forma como quieren hacerlo en Cataluña", y explicó que "habrá que llegar a acuerdos" en diferentes aspectos, como el de "quién debe mantener las infraestructuras".

Sin embargo, explicó que el objetivo es "cuanto más transferencias, mejor" y que el propio Estatuto refleja que todas aquellas líneas ferroviarias que tengan principio y fin en la Comunidad Autónoma "deben ser transferidas".