Opositores al TAV se encaraman a una empresa de Irun para exigir que "paralice" sus obras

Noticias de Gipuzkoa. Donostia.

Se subieron a su tejado e instaron a sus dirigentes a "respetar la voluntad popular". Integrantes de la plataforma contra el Tren de Alta Velocidad se encaramaron ayer al tejado del pabellón de una empresa de Irun para reivindicar a la misma y a sus trabajadores que detengan las obras de esta infraestructura en los municipios alaveses de Legutiano y Arrazua/Ubarrundia, únicos en los que se están ejecutando los trabajos. Además, hicieron un llamamiento a "seguir fomentando la lucha y la respuesta popular contra la imposición de este proyecto".

Según explicó la plataforma AHT Gelditu! en una nota, esta actuación se enmarca dentro de una línea de acción "directa no violenta de protesta y presión" ciudadana para la paralización de la Y vasca ante instituciones y empresas involucradas en su construcción.

La acción de ayer se desarrolló a partir de las 16.15 horas, cuando algunas personas se subieron al citado tejado y entregaron un comunicado de denuncia a los trabajadores y en las oficinas de la compañía, prolongando la protesta con la realización de una sentada.

La plataforma exigió a la empresa y a sus empleados que "paralicen las obras" y "respeten la voluntad contraria al TAV expresada mediante consultas populares por los pueblos afectados de Urbina, Miñano Mayor y Retana". En ese sentido, les instó a dejar de "colaborar con la imposición de este proyecto que están ejecutando a espaldas del pueblo, ignorando la opinión de la comunidad afectada".

intervención policial Durante la protesta, la Ertzaintza abrió expediente a dos jóvenes por tratarse de una convocatoria no comunicada. Según informó Interior, varios de los participantes en la concentración fueron identificados por la policía vasca, que abrió expediente contra dos de ellos como responsables de la misma, en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana. Asimismo, retiró las pancartas y carteles de la protesta.