Arriola pide una reunión a la ministra Pastor para conocer las intenciones de Madrid sobre el TAV

GARA | DONOSTIA

Los recortes presupuestarios que pondrá en marcha el nuevo Gobierno español influirán notablemente en el desarrollo de proyectos como los de la alta velocidad ferroviaria. Aunque todavía no se han tomado decisiones -se espera que las primeras sean anunciadas hoy, tras el primer Consejo de Ministros que presidirá Mariano Rajoy-, durante el traspaso de poderes ya se indicó que la pretensión del Ejecutivo es paralizar a licitaciones y adjudicaciones de este tipo de obras. Incluso se filtró a los medios que ese «frenazo» ya se había dado en los tramos gallegos previstos para unir Ourense con Madrid.

En lo que respecta a Euskal Herria, el Gobierno navarro continúa «adelantando» la financiación de la construcción de los primeros tramos del nuevo tendido ferroviario, pero teóricamente ese coste se debe cargar como «deuda» a las arcas del Estado. Por tanto, habrá que ver si el Gobierno de Rajoy respeta el convenio firmado en su día por el presidente navarro, Miguel Sanz, y el ministro José Blanco, entonces como representante del Ejecutivo español.

En cuanto al recorrido por la CAV, este martes el Gobierno de Lakua autorizó la licitación del tramo Hernialde- Zizurkil, el último que le corresponde gestionar en el marco del proyecto de la «Y vasca», salvo los hipotéticos enlaces a las estaciones de Donostia e Irun.

«Importante para España»

La mayor parte del trazado a través de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa es competencia exclusiva del Estado. Por ello, el consejero de Obras Públicas y Transportes, Iñaki Arriola, remitió el lunes una carta a la ministra de Fomento, Ana Pastor, con el objetivo de analizar la situación de las obras del TAV y de otros proyectos que ambas administraciones tienen en común, según informaron a Europa Press fuentes del Gobierno de Patxi López.

Las mismas fuentes indicaron a la agencia que Arriola trasladará a Pastor la tesis de que éste es «uno de los proyectos más importantes que tiene España» y que considera que, por «su envergadura e importancia», es «fundamental» que haya «colaboración institucional». Ayer, el consejero todavía no había recibido respuesta de la ministra.

Etiketa(k):