Despropósitos y ocultaciones sobre el TAV

GARA. Iritzia

Agentes sociales que se oponen activamente a los diferentes proyectos vinculados a la construcción de trazados ferroviarios de alta velocidad en Euskal Herria acudirán el próximo martes 20 de abril a Bruselas. Allí, junto a otros colectivos europeos de inquietudes similares, pondrán de manifiesto en el Parlamento Europeo los fundamentos que dirigen su firme reivindicación y presentarán el acuerdo firmado el pasado mes de enero en Hendaia contra los propósitos desarrollistas e insostenibles de los planes institucionales en marcha.

La iniciativa se daba a conocer un día después de que comenzase en Gasteiz el juicio contra el alcalde de Aramaio, Asier Agirre, procesado por presuntos delitos de prevaricación y desobediencia a la autoridad. La Fiscalía le atribuye una supuesta responsabilidad en la organización de una encuesta en la que se preguntaba a los vecinos de la localidad sobre su posicionamiento sobre el TAV. En otras palabras, el máximo representante del municipio, elegido democráticamente en las urnas, se enfrenta a un proceso judicial por el peligroso y subersivo delito de consultar a sus convecinos sobre un asunto que afectará, y mucho, a su futuro inmediato. Episodios como éste llamarán a buen seguro la atención de Bruselas acerca del cúmulo de despropósitos y ocultaciones sobre los que se pretende levantar el faraónico diseño de la alta velocidad en Euskal Herria.

Etiketa(k):