El día en el que el desarrollismo salvaje se descarriló.

Hoy 8 de octubre del 2009, día lluvioso y con viento norte en gran parte de Euskal Herria, el salvaje desarrollismo que unos pocos pero poderosos quieren imponernos ha descarrilado.

Amanecía el día nuboso con solidarios activistas aferrados a las impresionantes hayas (Fagus silvatica) de Itsasondo. Estos últimos días la resistencia al AHT-TAV, es constante, nuestra imaginación puede con su fuerza, y días como los de hoy, la cruda realidad nos da la razón de que las cosas no se están haciendo bien.

A la mañana, en las obras de la Variante Sur Metropolitana, es el día elegido para volver a realizar las reiteradas voladuras que se llevan a cabo en las obras de tal infraestructura. Pasan las horas, pero en la “Supersur” hay tramos en los que llevan sin pararse las obras ni un solo minuto hace ya varios meses. Las prisas, la velocidad, las ganas de acabar cuanto antes, nunca han sido buenas, y así nos lo han recordado nuestros ancestros desde hace años.

Pero por desgracia, un trabajador fallece, su dumper ha rodado por un talud de 150 metros precipitándose al vació. Al vació de argumentos que justifican está infraestructura, impuesta y sin sentido hoy en día teniendo en cuenta la cantidad de alternativas que encontramos en los alrededores y a sabiendas que no es la solución a nada.Y ya van 3 muerto, más decenas de heridos. Los que mandan duermen con la conciencia tranquila, seguirán tentando a la seguridad y el tiempo, porque saben que está obra tienen que acabarla por huevos.

Al medio día, el árbol de Gernika grita con orgullo que no quiere ni TAV, ni Supersur, ni este tipo de progreso. Se siente arropado. Activistas para se solidarizan con los compañeros de Itsasondo, uno de ellos logra encadenarse al roble (Quercus robur) de Gernika, símbolo de muchos euskaldunes.

Llega la tarde y a la altura de la localidad vizcaína de Lezama descarrila un Euskotren, tren gestionado por una de las explotadoras de la línea de alta velocidad que tratan de imponer en Euskal Herria. 1 muerto y 3 heridos. Un accidente que seguro que se podría haber evitado realizando mejoras o invirtiendo en seguridad y calidad, en renovación de trenes y vías y no en derrocharlo, aunque se costee con dinero público y pretendan hacernos pensar que la gente vendrá hacer turismo en el tren para observar nuestros frondosos bosques a 240 Km/hora, y si no que pregunten a la consultora IDOM que para colmo en los estudios de impacto ambiental, se ríen de nosotros.

Antes de dormir reflexiono y me pregunto:
¿Quién es peor, el que se sube a un árbol y reivindica la razón, o el que engaña a la sociedad y es cómplice directo de semejantes desastres?

Erresistentziarekin jarraituz, AHT-rik EZ!
Jon (Mendizale eta geologia ikaslea)