TAV

Noticias de Navarra. por carlos pérez conde

EL Tren de Alta Velocidad, en vía muerta. Navarra ha padecido siempre unas nefastas comunicaciones ferroviarias con el resto del Estado y con Francia. Las conexiones con Madrid y Barcelona han mejorado con la implantación de convoyes más rápidos y con el aprovechamiento de tramos de alta velocidad, pero todavía de manera insuficiente. Nuestra Comunidad es un humilde apeadero en la política nacional de ferrocarriles. La foto del presidente Sanz tras el pupitre de conferencias de prensa del Palacio de la Moncloa (mediados de octubre de 2007) mueve hoy a la compasión y a la risa. Compareció, solemne y satisfecho, para anunciar la próxima firma de un convenio para la ejecución y financiación del corredor navarro de alta velocidad, acuerdo alcanzado con el presidente Rodríguez Zapatero. Hacía sólo unos meses que las órdenes del PSOE habían facilitado la investidura de Sanz para otro mandato. El Gobierno foral aprobó el texto del convenio marco en su última sesión de aquel año. La firma sigue pendiente. El desaire al presidente navarro se complementa con el patético papel de la franquicia socialista en Navarra: Sanz, crédulo y poco influyente; Jiménez, hipócrita e indocumentado. El caudal de palabras sin fundamento pronunciado por el secretario general del PSN produce sonrojo. En síntesis, entre un rosario de bravuconadas y humoradas, ha pasado de la firmainminente a la voluntad inequívoca . La voluntad política es inequívoca (y ni aún así) cuando se plasma en un documento firmado, con expresión de objetivos, procedimientos, plazos y financiación. Y más inequívoca cuando al papel le suceden los hechos. Lo demás consiste en tapar las vergüenzas propias y sacar la cara al defraudador ZP en lugar de tener la honestidad de callarse. El Gobierno navarro sintió envidia de su homólogo vasco y pidió que las obras se adelantaran y se financiaran con cargo al Convenio Económico, del que se descontarían las cantidades correspondientes. Sin embargo, el ministro Solbes considera que el Convenio Económico no contempla esa posibilidad como lo hace el concierto vasco. ¿Pecaron de ignorantes Zapatero y Sanz en su acuerdo de La Moncloa? Los guiñoles de Sanz y Jiménez suscribieron ante los medios de comunicación la exigencia al Gobierno central de que agilice los trámites, supere los obstáculos y proceda de inmediato a la firma del convenio del TAV. Sensibles con la crisis, se lo ponen fácil: Navarra asumiría la financiación durante dos o tres años, con moratoria en la aplicación del descuento en la aportación de Navarra al Estado y con pago de los intereses del crédito que se solicite para el abordaje de las obras. UPN y PSN, coaligados en una ONG financiera. Ayudan al Estado empobrecido y a los especuladores inmobiliarios.