Lakua prevé iniciar el ramal de la 'Y' Itsasondo-Ordizia en abril

DEIA. Miguel Cifuentes. donostia

La infraestructura contará con 18 intervalos y 94 kilómetros en Gipuzkoa. 94 kilómetros -un 72% de ellos soterrados y un 12,5% sobre viaductos- repartidos entre un total de 18 tramos, con cuatro estaciones, una velocidad de 230 km/h para viajeros y 90 km/h para mercancías, y una reducción de tiempos que permitirá desplazarse, por ejemplo, desde Donostia a Bilbao y Madrid en 38 minutos y dos horas y cuarto, respectivamente. Con este perfil se presenta el proyecto de la Y vasca en Gipuzkoa, que el próximo mes de abril acogerá la ejecución de su primer tramo, Ordizia-Itsasondo, y donde, según informa Lakua, este mismo año se licitarán otros cuatro recorridos: Beasain Este, Beasain Oeste, Legorreta y Tolosa.

Como se recordará los pasados cinco y siete de marzo se firmaron en Bizkaia las actas de expropiación de los terrenos en Amorebieta-Etxano y Lemoa, lo cual también permitirá comenzar en breve las obras de la Y en Bizkaia. Con esta ocupación de suelos, los trabajos de la nueva red ferroviaria, que de momento sólo se ejecutan en el tramo Arrazua-Legutiano en Araba, pueden ser una realidad inmediatamente en Bizkaia.

También muy pronto Gipuzkoa verá obras. Del total del trazado en este territorio, 72 kilómetros (entre Bergara e Irun) serán gestionados y financiados por el Gobierno vasco. El intercambiador Bergara-Arrasate-Elorrio en el que se producirá la bifurcación hacia Bilbao y Gasteiz, así como el ramal de Irun hasta la conexión con Iparralde, son competencia del Estado.

El proyecto, que sigue manejando 2013 como año de inauguración, discurrirá por 172 kilómetros de la CAV -un 66% de ellos bajo tierra-, con un total de 80 túneles y 71 viaductos. Esta infraestructura forma parte de un proyecto "prioritario" de la UE y hará posible la integración vasca en el espacio ferroviario continental, sin el "obstáculo" del diferente ancho de vía. Según un informe técnico, las diferencias con el ancho de vía penalizan "severamente" la creación de largos corredores ferroviarios y destaca el "valor añadido" que supondrá en un futuro la conexión con la red ferroviaria europea. Lakua recuerda que las inversiones previstas por la CE para el tramo Irun-Hendaia, dentro del eje París-Lisboa de alta velocidad, son considerables y confirma la importancia de este trazado en la Red de Transporte Transeuropea.

Etiketa(k):