La Policía desarticula la cúpula de la violencia callejera en San Sebastián

laopiniondezamora.es AGENCIAS.

Los cuatro detenidos formaban parte del apoyo a ETA. Queman una excavadora en las obras de la "Y" vasca. Nuevo golpe policial al entramado de ETA. Una nueva operación contra la "kale borroka" se saldó con la detención de cuatro jóvenes sospechosos de actos de violencia callejera y el registro de 18 viviendas. El Ministerio del Interior señaló que los cuatro arrestados formaban parte de un grupo de apoyo a ETA encargado de perpetrar violencia callejera en la capital guipuzcoana. Tras estas detenciones, la Policía da por desarticulada la estructura de la organización ilegal SEGI en San Sebastián, informó OTR/Press.

La operación fue llevada a cabo en la madrugada del miércoles por agentes del Cuerpo Nacional de Policía dirigidos por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, en barrios de San Sebastián. Este operativo es consecuencia del que se llevó a cabo el pasado 30 de octubre, también en la capital guipuzcoana, y en la que fueron detenidas siete personas, cinco de la cuales permanecen en prisión. A ellas hay que sumar las operaciones contra el terrorismo urbano en Vizcaya y Alava desde el pasado verano.

En este último golpe a la "kale borroka" los agentes detuvieron a cuatro jóvenes de edades comprendidas entre los 21 y los 28 años. Su misión era perpetrar atentados mediante la confección y lanzamiento de artefactos explosivos e incendiarios contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, edificios oficiales, sedes de partidos políticos, entidades bancarias y de ahorro, estaciones y unidades de ferrocarril, transportes públicos y mobiliario urbano.

En el marco de esta operación, que continúa abierta, se practicaron 18 registros domiciliarios, incluidas las viviendas de los detenidos, en los barrios guipuzcoanos de Intxaurrondo, Gros, Antiguo, Loyola, Amara, Egía, Parte Vieja y Astigarraga. En estos registros los agentes hallaron documentación sobre las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV), lo que hace pensar que este será el blanco futuro de las acciones violentas de los cachorros de ETA. En los registros también se encontraron cohetes, capuchas y numerosa propaganda de la ilegalizada SEGI.

A los detenidos, todos ellos nacidos en Guipúzcoa, y a quienes se les imputa la dirección de la organización ilegal SEGI en los distintos barrios de San Sebastián, se les acusa de captar a nuevos jóvenes para SEGI e iniciarlos de los mismos en las técnicas utilizadas habitualmente por la "kale borroka". Por último, según Efe, los autores de la quema de una retroexcavadora en la noche del martes en Arrasate, donde se realizan las obras del AVE de Euskadi, conocido como "i griega" vasca, también intentaron incendiar otra máquina.