Voladuras sin arreglar, una fuente sin agua y parcelas sin cobrar