Hemos terminado pero no nos rendimos: la Asamblea contra el TAV dice adiós