Denuncian que obreros del segundo cinturón de Donostia trabajan como "esclavos"