El TAV no es bienvenido en Urbina

GARA.

Se puede decir mas alto pero no mas claro. La consulta popular celebrada ayer en Urbina en torno a la construccion del tren de Alta velocidad sirvio paraconstatar que esteno es bienvenido en dicha localidad. el presidente de la junta administrativa, josu Ormaetxea, animo al resto de pueblos a seguir sus pasos. Rechazo rotundo al Tren de Alta Velocidad (TAV). Los vecinos de la pequeña localidad arabarra de Urbina acudieron ayer a las urnas, instaladas en la sede de la Junta Administrativa, para mostrar su frontal oposición a este macro-proyecto y exigir a las instituciones competentes su retirada. De las 115 personas que votaron, 108 lo hicieron en contra, ninguna a favor y 7 se abstuvieron. Para el mediodía, las tres cuartas partes del vecindario ya habían depositado su voto. Las puertas se habían abierto tan sólo dos horas antes. El presidente de la Junta Administrativa, Josu Ormaetxea, indicó que Urbina cuenta con 125 personas censadas, incluyendo los menores de edad, y que prácticamente votó todo el pueblo. Los presos políticos José Antonio Hernández y Andoni Cabello, encarcelados en Langraiz y Castellón, respectivamente, también quisieron posicionarse en contra del TAV. Con el fin de que las horas fuesen más llevaderas, los vecinos organizaron un aperitivo en la plaza. El sofocante calor del mediodía llevó a muchos a refrescarse alrededor de las mesas puestas para la ocasión y comentar la noticia del día: la evolución de la consulta popular, la primera iniciativa de estas características llevada a cabo, hasta la fecha, en Euskal Herria. Las urnas no fueron, sin embargo, las únicas en constatar la oposición vecinal a esta infraestructura. En los balcones de muchas viviendas colgaban, además, pancartas del tipo "AHT gelditu" o "No al TAV". Todo era poco para mostrar su rechazo. Ormaetxea se mostró muy satisfecho con la actitud de sus vecinos y destacó el buen ambiente reinante durante toda la jornada. Anunció que seguirán trabajando hasta conseguir la paralización de un proyecto «masacrador». Urbina sufre ya las consecuencias de las obras de la autopista Eibar-Gasteiz y, en breve, se verá afectada directamente por las del TAV. Este último prevé, incluso, el derribo de dos viviendas. Dos familias que en pocos meses se van a quedar sin hogar. La paralización, «lo mejor» Ormaetxea destacó la necesidad de los vecinos de «dejar claro» el posicionamiento contrario al macro-proyecto. «Queremos que quede claro que no es bienvenido», manifestó, al tiempo que aseguró que la paralización del mismo sería «lo mejor que podría pasarnos». También subrayó que, a pesar de que los habitantes de Urbina son conscientes de que «igual no se puede parar, tiene que quedar bien claro que no estamos dispuestos a aceptar cualquier proyecto». El alcalde de Urbina insistió en la «gran importancia» que, a su entender, tienen tanto la celebración de esta consulta popular como las iniciativas que en los próximos meses se vayan poniendo en marcha. Recordó, en este sentido, la acampada que este mismo mes se celebrará en esta localidad arabarra contra el TAV, cuya convocatoria ha partido de "AHT Gelditu! Elkarlana". La cosa no queda ahí. También adelantó la intención de realizar una recogida de firmas «enorme» por la comarca. «De esta manera, podrá mostrar su rechazo todo aquel que no haya podido hacerlo en esta consulta popular. Es necesario que se oiga la voz de la sociedad. Esto no ha hecho más que empezar», explicó. Lamentó, no obstante, la «poca importancia» que los representantes políticos de las administraciones implicadas dan a este tipo de iniciativas. Por ello, solicitó a todo aquel que esté en contra del TAV «que se haga oír, sea del partido político que sea». Antes de concluir, Ormaetxea quiso invitar a otras localidades de Euskal Herria a llevar a cabo iniciativas similares. Al respecto, manifestó que «un pueblo pequeño solo no puede hacer nada, pero si nos unimos podemos llegar a conseguir muchas cosas». En este sentido, dijo que estos pueblos que «no estarían solos, sino que nos tienen a nosotros para ayudarles en todo lo que haga falta». La actitud de los habitantes de Urbina fue elogiada por Batasuna. Esta formación destacó la implicación de los vecinos, acudiendo a votar y demostrando su voluntad de decidir, lo cual, a su juicio, «deja en evidencia todas las campañas de propaganda que las diferentes administraciones vienen desarrollando en su imposición de un proyecto». -

Etiqueta(s):