Eguzki alerta sobre la construcción de un vado para maquinaria pesada sobre el propio cauce del Urumea

Insta a la Agencia Vasca del Agua a denegar la autorización, solicitada por una subcontrata del TAV

Eguzki ha instado a la Agencia Vasca del Agua, Ura, a denegar la autorización solicitada por la empresa Excavaciones Aballa para construir un vado apto para el paso de maquinaria pesada aguas abajo del azud de Zikuñaga, en un paraje del término municipal de Hernani que, por su interés medioambiental, forma parte del LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) del Urumea.

El vado se establecería sobre el mismo lecho del río y contaría con sendos accesos, uno en cada margen, de 35 metros de largo por 5 de ancho, construidos “en la medida de lo posible con los materiales del propio cauce”, según puede leerse en la misma solicitud. Por él atravesaría en ambas direcciones durante un período de tiempo indeterminado maquinaria pesada ligada a la construcción del tramo Urnieta-Hernani del TAV, incluidos los camiones necesarios para transportar 350.000 metros cúbicos procedentes de movimientos de tierras.

Los promotores del TAV se han esforzado en maquillar como han podido el colosal impacto ambiental de sus obras. Por eso sorprende la brutal franqueza de la solicitud para construir este vado, motivada por una falta de previsión. Por lo visto ahora se han dado cuenta que “no existe otra alternativa para que tal maquinaria pesada acceda a la obra”.

Puesto que esta obra no estaba prevista, tampoco su afección ambiental. No lo estaba y no lo está, pues la solicitud no incorpora estudio alguno al respecto, a pesar de que es obvio que el vado, con miles de camiones atravesándolo durante un período de tiempo que en la solicitud ni siquiera se determina, ejercería un efecto barrera sobre la fauna piscícola (por ejemplo, sobre especies como el salmón, en cuyo sostenimiento las instituciones públicas realizan una fuerte inversión) y también no piscícola (el propio estudio de impacto del TAV hace notar que en el tramo Hernani-Astigarraga del Urumea se han observado especies como el visón europeo, incluido en la lista roja de la UICN). Por no hablar de las afecciones a las márgenes arboladas del río.

Es curioso que ese mismo estudio de impacto del TAV, en su intento por minimizar o maquillar siquiera ante la opinión pública sus afecciones ambientales, prevé que la construcción de dos pilares del viaducto de Hernani que deben asentarse en el dominio hidráulico del Urumea se paralice desde diciembre a principios de enero, así como desde abril a final de primavera. ¿Para qué? Precisamente para evitar afecciones ambientales a especies como el antedicho salmón o los murciélagos.

Esto, para construir dos pilares. Y, sin embargo, para un vado de las características antedichas, no hay prevención alguna. Sin duda, un sinsentido más –eso sí, especialmente clamoroso– sobre ese sinsentido que es el TAV.

Demandamos por lo tanto a URA, como a las demás Administraciones con competencias en el ámbito del Urumea y su fauna (Confederación Hidrológica del Norte, Diputación de Gipuzkoa..), a que se posicionen contra este atentado a la calidad y futuro del río.

Esta nueva afección no contemplada en ningún informe, nos obliga a apoyar con más fuerza, la cadena humana que tendrá lugar en Hernani el 2 de junio, para denunciar los destrozos que el TAV generará en la zona.

                                                 EGUZKI
                                           2012ko maiatzean

Etiqueta(s):