El juicio por la manifestación de Urbina continuará el 14 de octubre

El juicio por la manifestación de Urbina ha quedado atrasado hasta el día 14 de octubre

Hoy a las 9:30 de la mañana ha comenzado el juicio contra los seis opositores al TAV que fueron detenidos en Urbina tras la manifestación celebrada el 17 de enero de 2009 que se dirigió las obras de la Y vasca. Ya desde las 9:00 horas varias decenas de personas se encontraban concentradas manifestando su apoyo a los encausados frente al juzgado, donde han sido presentadas 1.599 autoinculpaciones recogidas dentro de la campaña solidaria : yo también estuve en Urbina. Tras tres horas de juicio y tras comparecer todos los acusados y los testigos de ambas partes el juicio ha quedado aplazado hasta el día 14 a las 9:30 en que se procederá al visionado de las grabaciones realizadas por la Ertzaintza y a la presentación de las conclusiones por ambas partes. También habrá ocasión de que los imputados ejerciten el derecho a la última palabra.

En el día de hoy se ha llegado a una negociación parcial entre la fiscalía y la abogada de una de las seis personas sobre la que pesaba una petición de 4 años de cárcel (dos por atentado a la autoridad y otros dos por desordenes públicos más una falta de lesiones), quedando reducida esta a 1 año de cárcel por atentado a la autoridad y una falta de lesiones a indemnizar con 815 euros.
Una vez hecha la negociación ha comenzado el juicio contra las otras 5 personas. En el transcurso de las declaraciones de los testigos de la fiscalía han sido notorias las continuas contradicciones en las que han incurrido los agentes de la Ertzaintza, al manifestar uno de ellos que los manifestantes habían saltado una valla metálica para acceder a la zona de obras, mientras otros reconocían que no existía ningún tipo de obstáculo ni señalización que impidiese el acceso a las mismas. Igualmente, mientras uno de ellos justificaba la acción de la Ertzaintza a fin de proteger la maquinaria allí existente, otros declaraban, por el contrario, que en el lugar no había maquinaria ni instalación alguna. Otra contradicción ha consistido el la afirmación de un agente asegurando que el mando policial ordenó mediante un megáfono desalojar la zona, mientras que posteriormente el mismo ha reconocido que no llevaba megáfono alguno.

Seguidamente los agentes han reconocido el uso de la fuerza y el material antidisturbios para desalojar la plataforma donde se intentó realizar una sentada y que posteriormente se basaron en las diferentes contusiones que mostraban varios de los detenidos para proceder a su detención a varios kilómetros de distancia de la zona en la que se produjeron las cargas policiales.


Los testigos de la defensa han puesto de manifiesto que los únicos desordenes públicos que allí se registraron fueron los protagonizados por la Ertzaintza al arremeter brutalmente contra un acto de protesta simbólico y completamente pacífico. El próximo 14 de octubre se celebrará a partir de las 9:00 frente al juzgado una nueva concentración de apoyo a los encausados y en defensa de la lucha contra el TAV.

Etiqueta(s):