La Fundación Sustrai Erakuntza solicita al Parlamento de Navarra que no se inicien las obras del TAV

LogoLa Fundación Sustrai Erakuntza compareció ayer jueves 29 de Septiembre, ante la comisión de Desarrollo Rural, Empleo, Industria y Medio Ambiente del Parlamento de Navarra, para explicar su trabajo de análisis del proyecto de construcción del TAV en Navarra. Fruto de ese analisis, Sustrai Erakuntza expuso sus argumentos tendentes a no iniciar las obras del Tren de Alta Velocidad en Navarra, y a realizar un análisis en profundidad de su utilidad, así como de su rentabilidad socio-económica y sus implicaciones territoriales y medioambientales. Así mismo, anunció que ha interpuesto tres recursos contra esta macro-infraestructura, hasta la fecha.

En la comparecencia, argumentó sus opiniones en la alta existencia de infraestructuras de transporte en nuestro territorio. No existe un déficit en infraestructuras de transporte, el déficit se encuentra en el análisis y la puesta en marcha de medidas para conseguir una mayor eficiencia energética, y para gestionar mas adecuadamente la movilidad y su demanda. Así, por ejemplo, Portugal ha desistido recientemente, y a iniciativa de su gobierno, en construir sus lineas del TAV. Mientras tanto, España ha tenido que cerrar la línea Toledo - Albacete debido a su bajo uso, seis meses después de su construcción. En este caso, el no haber realizado un riguroso estudio de viabilidad ha resultado fatídico.

En estas circunstancias, se puede apreciar que el recorrido del nuevo TAV que se proyecta construir por Navarra es prácticamente idéntico al que tiene actualmente el tren, además del de otras autovías y autopistas. Por ello, esta nueva infraestructura no añade nuevas posibilidades de conexión, ni para personas, ni para mercancías. Así, la fundación Sustrai Erakuntza entiende que se podría analizar las posibilidades de mejora del actual trazado del tren, que se realizarían con pequeñas inversiones.

Además, es necesario recordar los importantes impactos medioambientales y sociales que esta nueva infraestructura implicaría para nuestro territorio. El tren de Alta Velocidad produciría en Navarra un importante efecto barrera, que afectaría tanto a la fauna, como a las personas. Este efecto se ve incrementado ante la coexistencia en los mismos terrenos, y con la misma dirección, de varias infraestructuras viales: tren de alta velocidad, tren convencional, autovías y autopistas, Canal de Navarra. También genera problemas en las vías pecuarias, el Camino de Santiago entre ellas, importantes para la conexión de especies entre distintos hábitats, y para el desarrollo rural y turístico. Fragmenta los actuales terrenos regables, transformando y obligando a reconvertir muchos regadíos de la Ribera y la Zona Media. Finalmente, decir que algunas poblaciones deberán soportar, de construirse esta infraestructura, niveles elevados de ruidos y vibraciones.

A pesar de todo esto, Navarra ha decidido impulsar y asumir el inicio de la construcción de las obras de un tramo del TAV. Esto implica un desembolso económico de al menos 1.957 millones de euros de inversión para todo el corredor navarro, que aparentemente deberá sufragar el gobierno del Estado en el futuro. A esta cantidad hay que añadir mas de 60 millones de euros, que el Gobierno de Navarra deberá pagar por los intereses de los prestamos que a tenido que solicitar para realizar las obras a su cargo entre Pamplona y Castejón. Sin embargo, el Estado sigue teniendo la responsabilidad de continuar el TAV por el norte desde Pamplona hasta la Y vasca, y por el sur desde Castejón hasta Zaragoza. En la situación de crisis económica en la que nos encontramos, iniciar las obras entre Pamplona y Castejón implica asumir un grandísimo riesgo, dado que el Estado puede decidir que no realiza las conexiones del TAV por el Norte y por el Sur, que estuvieron previstas y planificadas en época de bonanza económica.

Ante esta situación, la fundación Sustrai Erakuntza ha realizado tres actuaciones judiciales tendentes a fomentar un análisis y debate de la infraestructura en la sociedad y en el Gobierno de Navarra:

  • Solicitud judicial de mayor información sobre el proyecto, tras la negativa del gobierno a informar sobre un estudio realizado para la Administración, que solo incluye las «bondades» del TAV, y no analiza sus posibles impactos negativos. Un informe del que sospechamos su total parcialidad, razón por la que no se nos facilita al completo.
  • Recurso sobre el proyecto de la nueva Estación del TAV de Pamplona, para que se vuelva a analizar un proyecto que se ha realizado con poca transparencia, y accediendo a las necesidades de las empresas para aumentar en un 10% la construcción de viviendas; a pesar de lo cual, su viabilidad económica aun pende de un hilo.
  • Solicitud de caducidad de las Declaraciones de Impacto Ambiental del proyecto del TAV navarro, declaraciones que se realizaron en 2004 y no han sido actualizadas. De este modo, el proyecto no dispone de este requisito legal, y por lo tanto se incumpliría la legislación vigente.

Sustrai también quiere apoyar las movilizaciones que ha convocado la oposición al TAV para esta semana: la concentración que se realizará hoy viernes a las 19:00 frente al ayuntamiento de Pamplona, y la manifestación que se realizará en Vitoria-Gasteiz el sábado 1 de octubre.