Urbina berreskuratu! Rueda de prensa en Gasteiz denuncia el juicio

AHT Gelditu! elkarlana ha dado una rueda de prensa en Gasteiz llamando a las movilizaciones que se harán bajo el lema URBINA BERRESKURATU, AHT GELDITU!! EPAIKETARIK EZ!  denunciando el juicio contra los opositores al TAV que fueron detenidos en la manifestación de Urbina de enero de 2009
Comunicado - Crónica de la mani de 2009 en Urbina - carta de los enjuiciados

AHT Gelditu Elkarlana convoca movilizaciones en denuncia del juicio contra los opositores al TAV que fueron detenidos en la manifestación de Urbina de 2009 bajo el lema URBINA BERRESKURATU, AHT GELDITU!! EPAIKETARIK EZ!

La Coordinadora contra el TAV, AHT Gelditu! Elkarlana convoca movilizaciones el 1 de octubre para exigir la paralización del proyecto de TAV y mostrar solidaridad con las personas que van a ser enjuiciadas el próximo 5 de octubre en la Audiencia Provincial de Gasteiz por los hechos ocurridos en la manifestación de Urbina de 2009. El día 1 de octubre una marcha a pie partirá de Urbina a las 10:30h de la mañana y finalizará en Gasteiz. Al inicio de la marcha AHT Gelditu! Elkarlana homenajeará al pueblo de Urbina por su histórica resistencia contra el Tren de Alta Velocidad. No en vano fue en Urbina donde comenzaron las obras, y se realizó una consulta popular con el resultado de un rotundo rechazo a esta infraestructura por parte de su población. También el 1 de octubre AHT Gelditu! convoca a una manifestación nacional en Gasteiz que partirá de la plaza Bilbao a las 6 de la tarde bajo el lema Urbina berreskuratu, AHT Gelditu! Epaiketarik ez! (Recuperemos Urbina, Paremos el TAV, No al juicio!).

Estas movilizaciones se suman a la campaña de autoinculpaciones ya en marcha, y que de momento alcanzan el millar de autoinculpaciones, mediante la cual pretendemos que cientos de personas muestren su solidaridad con las personas que el próximo 5 de octubre serán enjuiciadas, y para quienes se pide penas de entre 2 y 4 años de cárcel. Queremos recalcar que somos centenares de personas las que podíamos haber sido detenidas bajo los mismos pretextos aquel día en Urbina, por ello nos autoinculpamos de los mismos delitos de que se acusa a las seis personas ahora enjuiciadas.

Por otro lado queremos recalcar varias movilizaciones en solidaridad con las personas enjuiciadas por los hechos de Urbina, el día 29 de setiembre a las 19h 30m ante el Aymto.de Barañáin se hará una concentración, el día 30 de setiembre a las 19h ante el Aymto de Iruñea tendrá lugar otra concentración de apoyo . En Laudio también se movilizarán y en Elgoibar debatirán una moción de apoyo a  las personas detenidas y ahora enjuiciadas.

El actual sistema democrático se dota de medios autoritarios para hacer oídos sordos al clamor de la oposición al Tren de Alta Velocidad. La desobediencia civil, el boicot, la no colaboración, en definitiva, la acción directa noviolenta es la herramienta que han empleado quienes quieren hacer valer su vida y sus razones, y no quieren imitar la fuerza de los poderosos generando el mismo dolor.

A lo largo de la Historia se han sucedido movimientos de desobediencia civil que han merecido respeto y reconocimiento universales. Ejemplo de ello es la India, que siguió a Gandhi en la marcha hacia el mar para extraer la sal, práctica que el yugo inglés había prohibido. El final del apartheid de los afroamericanos en Estados Unidos comenzó cuando Rosa Parks se negó a ceder a un blanco su asiento en un autobús. Las mujeres Chipko en el Himalaya se ataban a los árboles que constituían su sustento, resistiendo hasta el límite de sus fuerzas para evitar la tala. Y activistas de Estados Unidos y Canadá trepaban por las secuoyas para protegerlas también de la tala.

Todas estas acciones de desobediencia civil han sido contestadas con violencia por parte del poder establecido, en ocasiones con el encarcelamiento y la muerte de sus activistas. La violencia del poder se ha desenmascarado ante quienes ejercían su autoridad mediante la desobediencia y la noviolencia.

También en Euskal Herria el movimiento social ha empleado acciones noviolentas de desobediencia civil a lo largo de su historia: la negativa de miles de jóvenes a participar en el ejército y el mayoritario apoyo social a este movimiento de insumisión forzó al Estado a eliminar el servicio militar obligatorio.

Célebre es también el movimiento de oposición a la presa de Itoitz en nuestra historia. En 1996 varios activistas inutilizaron maquinaria de obra y cortaron los seis cables del sistema de transporte de hormigón en la presa de Itoitz, lo que paralizó las obras durante un año. Ningún trabajador corrió peligro ni sufrió agresión alguna, sin embargo, los activistas han pasado varios años en la cárcel.

La desobediencia civil del movimiento anti-TAV comienza en el norte de Italia, donde llevan décadas de resistencia a la construcción de la línea de alta velocidad Turín-Lyon. En 2006 cientos de habitantes de todas las edades del Valle de Susa organizaron durante meses un campamento en la zona de obras. Tras un desalojo montaron de nuevo el campamento, y el gobierno italiano tuvo que desistir, quedando las obras paralizadas durante años. Cinco años después el gobierno ha modificado el proyecto con el fin de hallar menos rechazo social, sin embargo, la oposición también es masiva por el nuevo trazado, como lo demuestra el campamento de resistencia de la Magdalena de junio de 2011.

El movimiento anti-TAV de Euskal Herria también emplea la desobediencia civil, por ejemplo:
•    Durante varios años se ha mantenido la campaña “AHT ez ordaindu” de objeción de conciencia a financiar el TAV, mediante el impago del billete de tren a EuskoTren y Renfe por colaboración con el TAV.
•    En 2009 varios activistas se encaramaron a los árboles que iban a ser talados para las obras del TAV en Itsasondo y Galdakao, y resistieron durante varias horas. También en esas fechas y en un acto simbólico un activista se subió al árbol de Gernika.
•    En 2010 cuatro activistas se encadenaron a bidones de hormigón en el interior de las minas de Mariaratz para provocar la suspensión de obras del túnel. Por contra, como respuesta obtuvieron el desprecio del gobierno por sus vidas, ya que continuaron las voladuras durante los días que estuvieron encerrados.
•    Contra las obras del Tren de Alta Velocidad en Iparralde, centenares de personas impidieron el paso de las máquinas para sondeos en enero de 2011.

Varias campañas y acciones han tratado de sortear el bloqueo informativo sobre el auténtico coste económico y ambiental del TAV, como por ejemplo:
•    El sellado de papel moneda con la impresión del coste aproximado por persona de la construcción del TAV.
•    El buzoneo masivo de cartas simulando reclamar a cada persona el pago correspondiente para sufragar las obras del TAV.
•    La simulación de una campaña de multas de tráfico lanzada por el Gobierno Vasco con fin recaudatorio también destinada a pagar las obras del TAV.
•    El tintado de ríos advirtiendo sobre la contaminación de acuíferos que las obras del TAV sí provocarán.

Por otro lado, en muchas ocasiones las ocupaciones de las zonas de obras han simbolizado la recuperación de las tierras ahora baldías, mediante la siembra de semillas y bellotas. Cuando centenares de activistas ocuparon la zona de obras de Urbina en enero de 2009 bajo el lema Lurra Berreskuratu!, con su acción manifestaron el interés público de esos terrenos. Todas hemos sido expropiadas de tierras de cultivo que sustentan nuestra soberanía alimentaria, de paisajes que nos proporcionan disfrute, de los bienes generados en torno a las parcelas como plantas medicinales, setas, flores... En definitiva, hemos sido expropiadas de la capacidad de decidir sobre el futuro de esas tierras.

AHT Gelditu! Elkarlana se solidariza con quienes han practicado acciones noviolentas de desobediencia civil a lo largo de la historia del movimiento anti-TAV, como los detenidos en Urbina en enero de 2009, y ahora enjuiciados.AHT Gelditu! Elkarlana exige al Estado que se ponga a la altura de quienes practican acciones no violentas de desobediencia civil, que elimine la represión policial y judicial, y se aleje del autoritarismo para dar respuesta a las reivindicaciones sociales. Además, recordemos el sumario 18/98. El Tribunal Supremo absolvió a la Fundación Joxemi Zumalabe sentenciando lo siguiente: "La desobediencia civil puede ser concebida como un método legítimo de disidencia frente al Estado, debiendo ser admitida tal forma de pensamiento e ideología en el seno de una sociedad democrática".

En plena crisis económica el proyecto del TAV se muestra en su cruda realidad, aplicándose escandalosos recortes sociales en sanidad ó educación, en contraposición a la ingente inversión en la construcción del TAV. Mientras este proyecto avanza en Euskal Herria debido a una política de hechos consumados y ajena a cualquier lógica racional, el TAV se frena en el resto de territorios limítrofes. El Estado francés acaba de anunciar que se tomará dos años para revisar la necesidad de la línea de gran velocidad en Lapurdi. Por otro lado, tras el tijeretazo decretado por el ministro Blanco, no se sabe nada sobre el tramo Zaragoza-Castejón, o sobre la conexión entre Iruñea y la CAV.

Por tanto, sigue siendo un buen momento para revisar este proyecto y responder a las verdaderas necesidades y retos de Euskal Herria. El movimiento anti-TAV demuestra dada día que no hay interés general en este proyecto,   sólo intereses económicos particulares que lo impulsan. Son también intereses particulares los que cierran y demuelen el gaztetxe de Kukutza en Bilbao, a pesar del manifiesto interés general del barrio de Rekalde y de un amplio sector social de Bilbao por mantenerlo. Desde aquí nuestra solidaridad con la Asamblea de Kukutza.

El deseo de la gente organizada no encuentra vallas ni fronteras, podemos parar el Tren de Alta Velocidad.

AHT GELDITU ELKARLANA
Gasteiz, 28 de septiembre de 2011

Acompañamos testimonio de una persona presente el día de los hechos.

Urbina, 17 de enero de 2009. Crónica de Elkarlana de Durango

Para empezar el día, soportamos los controles de la Guardia Civil en todas las carreteras que se dirigen a Urbina. Pararon todos los autobuses y, debido a ello, la manifestación tuvo que empezar media hora tarde. En uno de los autobuses que salió de Durangaldea tuvimos que oír las amenazas y provocaciones de los guardia civiles (“esto es España, esto es una guerra y vais a caer todos”). Poco a poco llegaron los autobuses y la gente comenzó la manifestación. En toda la marcha fue notable la presencia de la policía autonómica y de los guardias de las obras.

Cuando acabó la manifestación, cientos y cientos de personas intentamos entrar en las obras y algunos grupos consiguieron llegar a ellas. Inmediatamente comenzó la salvaje respuesta policial. Otros cientos de personas nos tuvimos que quedar en la landa de al lado, porque no nos podíamos acercar más debido a los pelotazos de la policía. Quienes llegaron a las obras se sentaron en el suelo con intención de hacer una protesta pacífica. Los policías, en cambio, actuaron desde el principio con violencia contra esa gente: pelotazos, porrazos, furgonetas a toda velocidad entre la gente que estaba en las obras… la gente que estábamos en la landa de al lado nos protegimos como pudimos de aquel ataque, ya que los pelotazos eran constantes y nos llegaban de todas partes. En aquellas cargas, vimos junto a nosotr@s una persona que había recibido un pelotazo en la nariz. Tras golpear y expulsar a la gente que había entrado en las obras detuvieron allí mismo a dos de aquellas personas.

Mucha gente continuamos allí para dar apoyo a las personas detenidas y para seguir protestando, mientras otr@s much@s volvíamos al pueblo. Quienes volvimos a Urbina aguantamos de todo en el camino y a la mayoría nos identificaron. Muchas furgonetas policiales se dirigían a las obras a la misma pista por la que se hizo la manifestación con intención de cerrarnos el camino. L@s policías continuaban tirando y tirando pelotas de goma hasta que se les acabaron; entonces, apareció otra furgoneta y les trajeron más pelotas. El helicóptero también nos sobrevolaba continuamente. En algunos momentos anduvo a muy muy pocos metros del suelo de forma peligrosa.

Al final decidimos irnos de las obras y regresar al pueblo. Cuando nos dimos la vuelta y empezamos a regresar de nuevo nos empezaron a lanzar pelotas por detrás. Tuvimos que echar a correr para atravesar toda la landa y llegar a la pista, y mucha gente recibió pelotazos: a algun@s le dieron en la espalda.

Cuando entramos en la pista y empezamos el regreso al pueblo, tod@s l@s policías, dejando allí las furgonetas, empezaron a correr y a cargar por detrás nuestro. La pista era estrecha y no podíamos correr, ya que estábamos cientos de personas. Mientras les teníamos siguiéndonos por detrás a pelotazo limpio, sabíamos que pronto les encontraríamos también por delante.

Al final nos topamos con una barrera policial enfrente, y en aquel momento algunas huimos por el monte. El resto tratamos de seguir hacia delante y de nuevo sufrimos una carga brutal. Allí mismo, la pista pasa por debajo de las obras, bajo un puente. Lo ocurrido bajo el puente fue de miedo: tiramos para adelante por las esquinas como se podía, pero la policía nos pegó, empezaron a disparar pelotazos bajo el puente sin ningún control, hacia todas partes, como para pegar a cualquiera en cualquier sitio… Bajo el puente, los tiros de los pelotazos hacían un enorme eco, y al estar en un sitio cerrado las pelotas podían venir de rebote de cualquier parte. Sólo pudimos protegernos la cabeza con los brazos, agacharnos y correr. En esa carga también hubo detenid@s. Según lo dicho por un/una de nosotr@s, nunca había pasado tanto miedo: los 20-30 metros bajo el puente se hicieron interminables; no podíamos mirar ni por dónde venían las pelotas ni dónde nos aparecería algún/a policía con la porra en la mano; sólo se podía correr, pero eso también era difícil por toda la gente que estábamos; el eco de los pelotazos bajo el puente nos ponía los nervios a tope…

Como pudimos, conseguimos seguir hacia delante. Mucha gente venía cojeando por los golpes recibidos, pero teníamos que seguir corriendo como podíamos.

Mientras, otro grupo vagaba por el monte escapando de la carga bajo el puente. La gente de ese grupo tuvimos constantemente el helicóptero encima y tuvimos que dar muchos rodeos para poder llegar finalmente al pueblo.

Al llegar a Urbina, la mayoría de gente de Durangaldea nos fuimos a los autobuses. Los buses estaban en el polígono industrial de Urbina, al otro lado de la autovía. Para entonces todas las salidas del pueblo estaban llenas de policías y junto a los autobuses también había bastantes furgonetas. Dos buses intentaron salir pero los detuvieron y les hicieron bajar a todas las personas de dentro: les tuvieron más de media hora mirando a la pared.

Entre tanto, era impresionante andar por las calles de Urbina, ya que en todas partes había gente herida: un@s cojeando, algún otro poniéndose hielo en la frente por los golpes recibidos… Más tarde también, según veníamos para casa en el bus supimos por teléfono que en el pueblo mismo la policía estaba continuando con la masacre con total brutalidad.

Finalmente es totalmente vergonzosa la actitud de prácticamente todos los medios de comunicación (excepto un par de excepciones) tanto el sábado como el domingo. Sólo difundieron la versión de la Consejería de Interior, plagada de mentiras. Todos esos medios, entre ellos los medios públicos que pagamos tod@s, no dijeron la verdad.

 

URRIAK 1: DENOK URBINA ETA GASTEIZERA

El 17 de enero de 2009, a convocatoria de AHT Gelditu! Elkarlana, se llevó a cabo una manifestación hasta la zona de obras del TAV en Urbina, Araba. Al terminar ésta, un gran grupo de gente intentó subir a la plataforma del TAV. Decir que en esa plataforma no había maquinaria ni nada. Cuando lxs primerxs se sentaban, empezó el ataque de la Ertzaintza: pelotazos a bocajarro, porrazos... La violencia se extendió hasta el pueblo y lxs vecinxs de Urbina tambien fueron golpeadxs, insultadxs y amenazadxs. Pueblo y alrededores estuvieron largo tiempo en estado de sitio. Decenas de personas fueron golpeadas y heridas y varias tuvieron que pasar por el hospital.

Muchxs manifestantes no olvidarán fácilmente el miedo sufrido alli. El objetivo de esta operaciónmilitar era castigar brutalmente a la oposición al TAV.

8 personas fuimos detenidas. En los casi 3 días de estancia en la comisaría el trato que sufrimos por parte de la Ertzaintza fue ofensivo, insultante y humillante, y se nos negó el derecho a un abogadx de confianza. Al salir de comisaría nos enteramos que su intención era llevarnos a la Audiencia Nazional pero un juez de allí devolvió el caso al juzgado de Gasteiz.

Dos años y medio despues y no contentos con toda esta bestialidad, el 5 de octubre seis de los detenidos seremos juzgados, a cinco nos piden penas de 2 a 4 años de cárcel. Los abajo firmantes queremos reivindicar que quienes deberían ser juzgados no somos nosotros sino los politicos que fomentan este proyecto despilfarrador y que destruye la Madre Tierra y el futuro de los pueblos. Nuestro único delito ha sido querer recuperar por un tiempo la tierra que nos ha robado el TAV sentándonos en una plataforma vacía –la mayoría no lo conseguimos- y romper sus porras con nuestras cabezas.

Por ello, para denunciar esta sinrazón, llamamos a tomar parte en los actos convocados por AHT Gelditu! Elkarlana para el 1 de octubre: a las 10,30 de la mañana marcha de Urbina a Gasteiz. Comida en el Gaztetxe y, a las 6 de la tarde, manifa nacional.

Tambien os pedimos que relleneis las hojas de la campaña de autoinculpación.
Eskerrik asko zuen sostenguagatik.

Eutsi AHTren aurkako borrokari, ez dezatela gu kikiltzearen helburua lortu.

Justo Arriola, Aitor Aspuru, Ekaitz Lotina, Imanol Madariaga, Pablo Remirez eta Julio Villanueva
( Urbinako auzipetuok )

Etiqueta(s):