Despedida de Desarrollismoari Egurre

En noviembre de 2008 salió a la calle por primera vez Desarrollismoari Egurre. Tal y como dijimos en su presentación, esta publicación pretendía llenar el vacío que había dejado la desaparecida Erresistentzia Orria, pero dotándose desde un principio de una personalidad propia. Es decir, trabajar en claves similares, anticapitalismo y autoorganización, pero de otra manera.

Desarrollismoari Egurreren logoa

En este sentido, además de ser el espejo de las luchas antidesarrollistas y en contra del TAV, esta publicación se marcó como objetivo prioritario impulsar el debate en torno a las mismas. Y todo ello en clave colectiva; desde el primer número insistimos en que el futuro del proyecto estaba en manos de todas y que, si bien había un grupo editor,  eran las aportaciones de los diferentes grupos y personas las que daban sentido a la publicación.

No hemos cumplido ni un objetivo ni el otro y, por tanto, hemos decidido abandonar el proyecto. Como recordaréis, hace unos meses os hicimos llegar unas preguntas en torno tanto a la lucha como al proyecto para, por un lado, reavivar el debate y, por otro, decidir si seguíamos o no. No hemos recibido demasiadas respuestas y sí variadas. Aquí tenéis un pequeño resumen de las opiniones que hemos recabado sobre Desarrollismoari Egurre.

Por lo que a la valoración general se refiere, ha cumplido el objetivo de recopilar las acciones de las luchas antidesarrollistas, pero siempre moviéndose en el ámbito del autoconsumo. Por eso, la mayoría de los textos que se han publicado eran conocidos de antemano, de modo que no han contribuido al debate en torno al antidesarrollismo, tal y como se pretendía. En pocas palabras, que no hemos sabido salir del ghetto y que no ha sido una referencia significante en la calle. No obstante, han tenido cabida diversas luchas antidesarrollistas y ha servido de puente entre personas y proyectos diferentes. Por lo que a la reivindicación de los sabotajes, hemos recogido opiniones enfrentadas.

En cuanto al formato, la mayoría ha señalado que no era de fácil lectura. El tamaño de la letra y lo inapropiado del diseño han contribuido a dificultar la lectura. Entre las propuestas que hemos recibido para mejorar el diseño, cabe señalar la introducción de colores, imágenes y comics, así como el destacar las ideas principales. Pero no todo han sido críticas. Hay quien nos ha dicho que el formato cartel es adecuado para los bares, las estaciones de autobús etc.., y además económico y fácil para distribuir. El tríptico, por su parte, resulta cómodo para llevártelo a casa y leerlo con
tranquilidad. Por lo que al contenido se refiere, nos han propuesto organizarlo en dos secciones, temas de actualidad y últimas noticias sobre proyectos, y valoraciones sobre la represión (seguimiento de causas pendientes y juicios etc..). Hay gente que no ve la necesidad de una cronología de las acciones y otra que afirma lo contrario.

Sobre el compromiso con el proyecto, algunos grupos han señalado que únicamente se comprometerían a distribuirlo. Otros, en cambio, se han mostrado dispuestos a colaborar activamente en función, eso sí, de las dinámicas propias del grupo.

Los grupos que han respondido son aquéllos que han tenido una relación muy estrecha con el Egurre. En general, han concluido que ha sido un boletín de autoconsumo y no era ese nuestro objetivo. En cuanto al compromiso con el proyecto, únicamente se habla de mantener el grado que había habido hasta el momento.

Por todo ello, hemos decidido dejar el proyecto. No nos vamos a quedar en casa y vamos a intentar impulsar el debate y la reflexión en torno al antidesarrollismo de otras maneras.

Besos y hasta pronto.

Etiqueta(s):