HENDAIA-IRUN MANIFESTACIÓN, 23-enero

Manifaren kartela
¡No al TAV! ¡Parad los proyectos destructores!

23 de enero, a las 16:00, en la estación de tren de Hendaia.

Cuña de radio mp3.

AHT GELDITU! Elkarlana llama a la ciudadanía a participar en la marcha que se celebrará el próximo 23 de enero, desde Hendaia a Irun, bajo el lema ¡No al TAV! ¡Parad los proyectos destructores!, convocada conjuntamente con las asociaciones opositoras a la nueva línea de alta velocidad de Ipar Euskal Herria. La manifestación partirá desde la estación de tren de Hendaia, a las 4 de la tarde, y una vez llevada la reivindicación en contra del TAV hasta el centro de Irun, culminará en el puente de Santiago. En relación a este llamamiento, queremos manifestar que los movimientos populares opositores al TAV de Iparralde y de Hegoalde hace tiempo que emprendieron el trabajo en común. Sin embargo, en este momento, es más evidente si cabe que en el tema del TAV, tanto el gobierno español como el francés comparten el mismo proyecto impositivo, y que por lo tanto, nuestras luchas y argumentos, a día de hoy, están más ligados y son más complementarios que nunca, quedando patente que cada avance obtenido por la oposición al TAV de una parte o de otra nos fortalece en conjunto. Por ese motivo, queremos profundizar en la colaboración con el movimiento popular de Ipar Euskal Herria. Es por tanto nuestro propósito que la manifestación de Hendaia a Irun sea una demostración de unión y de fuerza.

Llamamos pues a la ciudadanía a movilizarse, y a su vez, queremos manifestar lo siguiente:

  • ¡Exigimos participación social, ahora! Estamos aún a tiempo de cambiar de rumbo. No admitimos la cerrazón y la actitud rastrera de quienes nos gobiernan, a quienes exigimos que abran, promuevan y difundan sin demora un verdadero debate social al respecto. No en vano, multitud de personas, diversas asociaciones, numerosos municipios y la propia mayoría sindical se han manifestado una y otra vez en contra del TAV, de manera clara y contundente. Desgraciadamente, la respuesta a esta reivindicación legítima y fundamentada no ha sido otra que el más absoluto desprecio. Volvemos a reiterar nuestra demanda: al igual que con el TAV, exigimos el poder de decidir en torno a todas aquellas infraestructuras y proyectos que condicionan por completo nuestro día a día y nuestro futuro. Aunque el discurso oficial nos habla a menudo de la necesidad de que la ciudadanía participe en los asuntos públicos, aquí y ahora, cuando nos referimos a cuestiones fundamentales, nos topamos con un muro infranqueable ¡Es hora de derribarlo!
  • ¡Basta de propaganda, demandamos información fiable! Demandamos a quienes impulsan este proyecto que nos expliquen con datos por qué resulta tan necesario el TAV, cómo dará respuesta a las necesidades reales de la población, y cuáles serán los verdaderos impactos que ocasionará (económicos, sociales, medio ambientales, agrarios, paisajísticos, etc.).
  • ¿A dónde nos conduce este modelo socio-económico? El agotamiento del modelo nos golpea con especial virulencia en estos tiempos. Con más razón si cabe, queremos alertar a la ciudadanía sobre las graves consecuencias económicas y sociales que conllevaría la construcción del TAV. Mientras las verdaderas necesidades sociales quedan sin respuesta, se despilfarra una ingente cantidad de dinero en un proyecto generador de impactos irreversibles. En un contexto de crisis como el que vivimos, ¿Se puede justificar la construcción de una infraestructura que costará más de 6.000 millones de euros? (el dato corresponde a la ?Y vasca?) ¿Cómo haremos frente a semejante endeudamiento?
  • No perdamos este tren: ¡Paremos el TAV! Confiamos en la capacidad y la fuerza de la ciudadanía: está en nuestras manos. No necesitamos el TAV. Es caro, no ofrece una respuesta adecuada a las necesidades de transporte de la población, y causa daños irreversibles en el medio ambiente (las obras de construcción ya están causando graves impactos, pero estamos a tiempo de evitar los venideros). El modelo (energético, social y económico) que impulsa el TAV y demás grandes infraestructuras es el responsable de la catástrofe ecológica global y también del fracaso de la cumbre en torno al cambio climático. No podemos continuar así durante largo tiempo y de no tomar las decisiones y medidas que se requieren, apostando inequívocamente por un modelo social y ambientalmente equilibrado, no tendremos futuro como sociedad.
  • Queremos finalizar haciendo una mención especial a la trayectoria que ha seguido el debate público sobre el TAV en Lapurdi. El 17 de octubre una multitud se manifestó en Baiona contra la nueva línea de alta velocidad (aproximadamente 12.000 personas). Fue una de las movilizaciones más amplias y numerosas de un tiempo a esta parte. Las entidades municipales de Lapurdi han encargado más de un informe a consultorías independientes; los resultados de los informes remitidos no dejan lugar a dudas: el TAV no es rentable, no es viable, y no es necesario. Hablamos, a fin de cuentas, del mismo macro-proyecto, lo que desmonta los principales argumentos de los promotores de la ?Y vasca? (a saber, que es indispensable para el tráfico de mercancías y que servirá para realizar la conexión con Europa en alta velocidad).

Por todo ello, AHT GELDITU! Elkarlana llama a participar a toda la población en la manifestación que tendrá lugar el día 23 de enero desde Hendaia a Irun.

AHT GELDITU! ELKARLANA
A 27 de diciembre de 2009.

Manifaren kartela

Etiqueta(s):

1 comentario for 'HENDAIA-IRUN MANIFESTACIÓN, 23-enero'

1. Autobuses a la manifestación de Hendaia

Info para apuntarse a los autobuses desde Durango, Bilbo, Basauri, Bergara, Arrasate, Soraluze, Sakana, Iruñerria.