Transportes adjudicará este año otro tramo en Guipúzcoa y licitará tres más

El País. M. O.

La perforación del túnel entre Ordizia y Itsasondo arranca la próxima semana. Los trabajos entre Ordizia e Itsasondo concluirán a finales de 2010

Un total de 180 trabajadores van a emplearse en tres turnos de ocho horas en la construcción del tramo Ordizia-Itsasondo de la Y vasca, el único actualmente en ejecución en Guipúzcoa. Son 2.860 metros de vía doble que discurren prácticamente por un túnel (2.814 metros), cuya perforación se iniciará la próxima semana. Es la segunda galería más larga de las que tendrá todo el trazado ferroviario.

Para excavar todo el tramo será necesario extraer 250.000 metros cúbicos de roca -a razón de 500 metros cúbicos diarios- que se reutilizarán en la construcción de los accesos a la obra y en un nuevo helipuerto previsto en el valle de Mariaratz, en la muga entre Ordizia y Beasain. Otra parte importante de las extracciones se destinará a la industria cementera, según explicó ayer Javier Carlos de Bergara, vicepresidente de Euskal Trenbide Sarea (ETS), el gestor ferroviario vasco.

Las voladuras se realizarán de forma simultánea en ambos extremos del túnel, cuyas bocas ocuparán 85 metros cuadrados y tendrán una anchura de 12,80 metros.

Bergara aseguró que las obras del tramo Ordizia-Itsasondo estarán terminadas a finales de 2010. Mientras avanzan los trabajos en este punto, el Departamento de Transportes y Obras Públicas sacará a licitación otros cuatro tramos más en Guipúzcoa: los correspondientes a Beasain Este, Beasain Oeste, Legorreta y Tolosa, que suman en total 13,3 kilómetros. El presupuesto base de todos estos proyectos asciende a 216,5 millones de euros, según consta en el Boletín Oficial de la Unión Europea publicado a comienzos del pasado mes de febrero.

La consejería dio por segura la adjudicación antes de finalizar este mismo año de las obras de construcción del segmento Beasain Este, de 2.159 metros y prácticamente soterrado. Bergara también aseguró que el acuerdo con Fomento es completo para ubicar en la localidad de Ezkio-Itsaso una estación de transferencia. Este punto podría servir de conexión con el futuro ramal del AVE procedente de Navarra. A falta de concretar la mejor solución técnica, el trazado navarro discurriría a través de un corredor existente entre los parques naturales de Aizkorri-Aratz y Aralar.

En el pasillo ferroviario que discurre entre Vitoria a Bilbao, cuya ejecución corresponde al Ministerio de Fomento, ya hay cinco tramos en obras y otros cuatro en los que se han iniciado las labores previas de desbroce. Suman en total 34,9 kilómetros de los 70,6 kilómetros que separan las dos mencionadas capitales. Las instituciones confían en que el AVE vasco pueda circular en 2013.

Etiqueta(s):