AHT Gelditu! llama a rechazar el inicio de las obras de la «Y vasca»

GARA. GASTEIZ

La plataforma social AHT Gelditu! Elkarlana denunció ayer que el Ministerio español de Fomento ha comenzado los primeros trabajos del trazado del TAV por suelo alavés, aprovechando unos terrenos ya expropiados para el trazado de la Eibar-Gasteiz. Ante lo que denuncian es una «imposición», los colectivos opositores a este trazado ferroviario llamaron a la ciudadanía a manifestarse. Durante estos tres fines de semana se llevarán a cabo distintas movilizaciones.

La consejera de Transportes del Gobierno de Lakua, Nuria López de Gereñu, insistía esta misma semana en el Parlamento de Gasteiz en que estamos ante un debate parlamentario, no social, y que la decisión última sobre el proyecto y trazado del Tren de Alta Velocidad es cosa de los grupos políticos. Sin embargo, quienes desde la parte ciudadana se oponen a esta infraestructura volvieron a dejar ayer patente que no han dicho su última palabra; es más, hicieron un enérgico llamamiento a las movilizaciones y a reforzar esta oposición.

Las declaraciones de los responsables institucionales no sorprenden ya a los integrantes de la plataforma AHT Gelditu! Elkarlana. Pero sí lo ha hecho el inicio ­bajo un «total oscurantismo», afirman­ de las primeras obras de este trazado ferroviario por suelo vasco. Según denunciaron ayer en rueda de prensa, han podido constatar cómo la empresa adjudicataria de obras de la TAV, Altuna y Uria, trabaja desde hace unas semanas en el término alavés de Luku en una estructura que permita el paso del tren bajo un puente por el que transcurrirá la autopista Eibar-Gasteiz.

Los representantes de AHT Gelditu! Elkarlana denunciaron que «debido a los problemas que se está encontrando el Ministerio de Fomento para hacer las expropiaciones, ha ordenado empezar los trabajos del TAV integrados dentro del área anteriormente expropiada para la autopista, adelantando la ejecución de esta estructura prevista en el plan de obras entre los municipios de Arrazua-Ubarrundia y Legutiano». A juicio de esta plataforma ciudadana, este arranque de los primeros trabajos se ha hecho «en ausencia de cualquier información».

Quienes se oponen a este trazado dejaron claro ayer que «no vamos a esperar a que se produzca el desarrollo efectivo de las obras en el resto del tramo, sino que vamos a favorecer la respuesta popular». Una contestación que tendrá lugar ya mismo. Esta tarde, están convocadas concentraciones en todos los pueblos afectados ­la de la capital alavesa será a las 19.30, en la Plaza Correos­. Mañana, la cita será en el núcleo de Urbina, uno de los más afectados, desde donde a las 17.00 partirá una marcha hasta las mismas obras denunciadas ayer.

Además, y según recogía ayer la página web de la plataforma Lurra, hay ya previstas nuevas movilizaciones. Así, entre los días 10 y 12 habrá manifestaciones descentralizadas en los municipios de Elorrio, Eskoriatza, Goierri, Errenteria y Tafalla. Y el próximo día 18, marcha nacional contra el TAV en la capital alavesa.

«Ahora es el momento de ampliar las movilizaciones contra el TAV», indicaron. «La respuesta social debe ser rotunda, porque el TAV es la más catastrófica de las infraestructuras previstas y el inicio de las obras ha sido una imposición», añadieron.

«Cada día más fuertes»

Los convocantes de los actos de hoy y mañana reivindicaron el papel jugado hasta la fecha por el movimiento de oposición al TAV, del que dijeron que «es cada día más fuerte y estamos a tiempo de pararlo. Hemos demostrado que existe fuerza y determinación suficiente para luchar y exigir que se respete la voluntad popular en contra de este proyecto antiecológico, antisocial, derrochador de recursos y totalmente inapropiado para Euskal Herria».

Las consultas populares llevadas a cabo en su día en Urbina, o tan sólo hace unos días en una veintena de concejos pertenecientes a Gasteiz, así como la prevista en Itsasondo, respaldan, afirma la plataforma, esta postura contraria. «Creemos que la oposición al TAV es una apuesta de futuro, de apostar por devolver la capacidad de decisión a la colectividad para acometer un amplio debate y un profundo cambio de modelo de transportes y territorio».

«Por aquí no pasará el TAV», advierten

En la pared de uno de los túneles de las obras de la autopista Eibar-Gasteiz, y que atraviesa un sendero habilitado para practicar el cicloturismo, se puede leer una pintada en la que se advierte de que por ahí no pasará el TAV. Lo cierto es que el entorno que rodea a núcleos como Urbina o Luku, o la carretera que se desvía de la N-1 hacia Bergara, es un auténtico ir y venir de camiones y maquinaria de obra. Al futuro trazado que se pretende del Tren de Alta Velocidad se le han anticipado los enormes trabajos y movimientos de tierra de la Eibar-Gasteiz. Una visita a esta zona alavesa, donde sobre el mapa confluyen ambas infraestructuras, revela el profundo descontento y rechazo de los habitantes de estos núcleos. Los de Urbina, precisamente, proyectan ya liderar un espacio de desobediencia civil frente a las obras.

Etiqueta(s):