El 90% de 18 concejos de Vitoria rechaza el tren de alta velocidad

El Correo Digital. L. MONDRAGÓN/VITORIA

El 90% de los vecinos de los 18 concejos de Vitoria que participaron el domingo en la consulta popular sobre el tren de alta velocidad se pronunciaron en contra del proyecto. Sin embargo, la Asociación de Concejos (Acovi), que impulsó la iniciativa, eludió ayer dar ningún dato sobre la participación registrada y las cifras concretas en que se traduce el rechazo al TAV.

«Creemos que el porcentaje registrado, un rotundo 90%, es bien elocuente», aseguró la presidenta del organismo, Miren Fernández de Landa. Según sus números, sólo un 4% de los vecinos votó de forma favorable al proyecto y hubo un 6% de papeletas nulas. «En estos momentos no tenemos más datos disponibles», se limitaron a contestar los directivos de Acovi a las reiteradas pregunta de los informadores.

Aseguraron, además, que las 45 juntas restantes -en la asociación se integran 63- «se quieren sumar de forma solidaria» a los resultados que se han producido en los 18 concejos «directamente afectados».

Moratoria

A la vista del «abrumador» rechazo al trazado del tren de alta velocidad, la Asociación de Concejos de Vitoria reclamó ayer a las instituciones una «moratoria para detener el proyecto». A su juicio, la consulta ha reafirmado la «necesidad de reabrir un debate entre todas las instituciones, movimientos sociales y asociaciones». Una debate en donde exista «una información fluida y veraz sobre la obra de mayor inversión de la historia de este país», además de poder contrastar sus «ventajas e inconvenientes».

La asociación denunció también la inasistencia de representantes de las instituciones -Gobierno vasco, Diputación de Álava y Ayuntamiento de Vitoria- a dos mesas redondas organizadas días pasados para centrar la información ante la consulta del domingo.

Una ausencia que calificaron de «inaceptable falta de respeto» a los vecinos y atribuyeron a la «vergüenza» que les daba presentarse a un debate «con un asunto que les viene impuesto desde Madrid, desde el Ministerio de Fomento y los grandes grupos de siempre». Acovi denuncia que en todo el planteamiento del TAV «prima la especulación y los intereses económicos pero para nada el futuro de los afectados».

Además, el grupo ecologista Eguzki se sumó a la petición de la moratoria. El colectivo felicitó a los concejos por su «irreprochable actitud democrática» y se felicitó de la «contundente respuesta popular».

Etiqueta(s):