«Las consultas populares no pueden abortar lo decidido por el Parlamento»

GARA. GASTEIZ

No es el momento de decir sí o no al TAV, eso ya lo decidió «un acuerdo institucional democráticamente». Así lo manifestó en su comparecencia de ayer la consejera de Transportes de Lakua, Nuria López de Gereñu, que insistió en que las vías de participación ciudadana han estado y siguen estando en funcionamiento. La consejera opinó además que el debate social y las consultas populares «no pueden ser instrumentos para abortar» ese acuerdo institucional.

La consejera de Transportes de Lakua, Nuria López de Gereñu, habló claro en su comparecencia de ayer: «No es el momento de hablar sobre la idoneidad del proyecto» del Tren de Alta Velocidad. «El debate ha de ajustarse a las fases del proyecto. Ya se aprobó democráticamente en las instituciones la Y vasca y el momento actual requiere un debate sobre cómo mejorar y enriquecer la ejecución», afirmó al respecto. De esta manera respondió López de Gereñu a la crítica del parlamentario de Ezker Abertzalea Julián Martínez, que le recordó unas declaraciones públicas recientes en las que la consejera afirmaba que «el debate se ha terminado».

López de Gereñu que versó extensamente sobre los mecanismos de participación ciudadana puestos en marcha por su Departamento y anunció la próxima creación de un canal interactivo para que la ciudadanía haga sus aportaciones al proyecto­, también hizo referencia a las consultas populares. «El ámbito de decisión de la Y vasca corresponde a las instituciones que representan al conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca. El Parlamento vasco es el ámbito en el que se ha tomado la decisión de forma mayoritaria de impulsar su construcción», reiteró. Así las cosas, la consejera opinó que «el debate social y las consultas populares no pueden ser instrumentos para abortar el acuerdo democráticamente decidido».

«Eso no es debate»

Julián Martínez, por su parte, acusó a la consejera de «desoír» a la ciudadanía que en consultas populares se está pronunciando en contra del TAV. Martínez añadió que «la realidad es que menos del 50% de la ciudadanía tiene alguna información sobre el proyecto. Ese porcentaje de información, las alegaciones no contestadas y las preguntas contestadas con evasivas para mí no son debate». El grupo de Ezker Abertzalea fue el único que mostró su total oposición al proyecto de la denominada «Y vasca» y reiteró la necesidad de seguir convocando consultas populares. Durante la comparenecia, los grupos del PNV, PSE y EA respaldaron el proyecto ferroviario y el PP también apoyó la infraestructura, aunque criticó el retraso en la adjudicación de los tramos. Ezker Batua, socio del Gobierno tripartito, reiteró que su grupo no es favorable al proyecto con el trazado actual. El portavoz del PNV, Juan Antonio Arieta-Araunabeña, destacó «la comunicación» que Lakua está manteniendo con la ciudadanía. El miembro de EA Juan Porres, por su parte, criticó la «mala prensa» que se le ha dado a este proyecto y pidió un mayor esfuerzo al Ejecutivo de Gasteiz para combatir esa situación.

El proyecto avanza

La consejera, que no facilitó una fecha aproximada de cuándo estará operativo el TAV y se limitó a decir «cuanto antes», subrayó que el proyecto «avanza» y destacó que se han creado diversas comisiones interinstitucionales para tomar decisiones sobre la gestión del suelo o los procesos constructivos, entre otros aspectos técnicos. A preguntas de varios parlamentarios sobre el destino de las toneladas de tierra que se moverán en los trabajos, explicó que su principal destino será su reutilización para otras obras y para rellenar minas y canteras abandonadas. El material que no se pueda reutilizar irá a vertederos, precisó. Sobre la conexión navarra, indicó que «no hay novedades» y que existen dos proyectos distintos.

Batasuna y ANV subrayan la importancia de la consulta realizada en 18 concejos

Batasuna y ANV hicieron públicos ayer sendos comunicados en los que subrayaron la importancia de la consulta popular celebrada el pasado domingo en 18 concejos pertenecientes a Gasteiz. El 90% de los votantes se mostró contrario al proyecto del TAV. Batasuna felicitó a los concejos «por practicar la máxima manifestación de la democracia como es dar la palabra y el poder de decisión al pueblo». Criticó, asimismo, la actuación del tripartito que gobierna en Gasteiz «por ir en contra del camino iniciado por los concejos y optar por el oscurantismo y la imposición». El grupo abertzale afirmó que «para PNV y PSE la palabra del pueblo no vale nada» y llamó a la ciudadanía a participar en las movilizaciones contra el TAV.

ANV, por su parte, insistió en la necesidad «de una moratoria» en la construcción del TAV, al tiempo que criticó «la precipitación con que se quieren acometer las obras, sin tener claro ellos mismos todos los aspectos del proyecto». ANV considera que la sociedad no ha sido suficientemente informada, «porque la democracia está sólo para pequeños asuntos». «Los partidos políticos no profundizan en los grandes temas, sobre todo si vislumbran grandes negocios», concluyó este partido.

Etiqueta(s):