Miembros de la Red por un Tren Social piden en el Parlamento la «parada cautelar» de la 'Y' vasca

B. ELGUEA/VITORIA. DV

Afirman que sólo el 3% de la población de la CAV utilizará el nuevo ferrocarril PNV, PSE y PP rechazan reabrir el debate social sobre el proyecto . Representantes de la Red por un Tren Social reclamaron en la Comisión de Transportes del Parlamento Vasco la «parada cautelar» del proyecto de tren de alta velocidad, así como, la creación de una mesa interinstitucional en la que se aborden de forma global los problemas derivados del transporte y en el que tenga una cabida la 'Y' vasca. Tanto Iñaki Barcina como Helen Groome, miembros de la asociación que integra a diversos partidos, sindicatos y colectivos sociales, denunciaron el «escaso conocimiento» que tiene la población vasca sobre la futura infraestructura, al señalar que sólo el 50% conoce el proyecto del TAV que, a su juicio, cuenta con «errores terribles», en alusión a datos mal calculados. Ante una información que, según manifestó Barcina, «no es completa, ni fiable, sino contradictoria», propuso la necesidad de reabrir un debate social sobre la conveniencia de este tipo de infraestructura que «no es buena para el país ambiental ni socialmente». En esos mismos términos se manifestó Helen Groome para reclamar una mesa interinstitucional en torno al TAV, al tiempo que pidió que se respeten los resultados de las consultas que se están realizando en varios municipios vascos. Groome aludió a datos del Gobierno Vasco para afirmar que el proyecto de tren de alta velocidad no resolverá el problema de transporte de Euskadi ya que, tal y como indicó, sólo el 3% de la población utilizará el TAV puesto que el 97% de los desplazamientos en la CAV son locales y no entre capitales. «Se trata de arreglar y no fomentar el uso de transporte», insistieron los miembros de la Red por un Tren Social, Las demandas de este colectivo, que lamentó la «marginación» a la que se ha visto sometida por parte de las instituciones, tuvieron escaso eco entre los representantes políticos de PNV, PSE y PP que rechazaron tanto una parada cautelar de las obras del TAV como reabrir un debate social que, para el parlamentario del PNV José Antonio Arietaraunabeina, ya se dio hace quince años.

Ausencia de EB

Tras ratificar la «legitimidad» de un proyecto que, según recordó, cuenta con el respaldo prácticamente unánime de las instituciones vascas, del Gobierno central y de la UE, Arietaraunabeina se mostró abierto a recibir aportaciones que puedan enriquecer un proyecto. En parecidos términos se manifestó el socialista Oscar Rodríguez y la parlamentaria del PP Laura Garrido, partidarios de poner en marcha la infraestructura cuanto antes. Desde EA, Nekane Alzelai, reconoció que existe un debate social en torno a la 'Y' vasca y se comprometió a analizar las propuestas mientras que Julián Martínez, de EHAK, las respaldó por considerar que el TAV «no es el modelo para superar el problema del transporte». EB, que en numerosas ocasiones se ha desmarcado del proyecto, no participó en el debate.

Etiqueta(s):