erantzun iruzkin honi

El Gobierno vasco asume que el «retraso» de la 'Y' en Guipúzcoa impide su apertura en 2013

El Correo. AITOR ALONSO | SAN SEBASTIÁN

Arriola trata de «recuperar el tiempo perdido» y licitará siete tramos más en doce meses

El lento desarrollo del Tren de Alta Velocidad (TAV) en Guipúzcoa, donde apenas se han iniciado las obras en 2,8 de los 76 kilómetros del trazado en este territorio, hacía presagiar problemas para cumplir los plazos manejados hasta ahora para su inauguración: el año 2013. El Gobierno vasco, responsable de la construcción de esa tramo de la nueva línea ferroviaria, se vio obligado ayer a admitir que terminar para ese momento la unión entre Bergara e Irún no es que sea una empresa difícil, es que resultará prácticamente imposible. «Vamos a tratar de recuperar el tiempo perdido, pero no vamos a poder volver a los plazos iniciales», admitió el consejero de Transportes, Iñaki Arriola. «Se ha perdido demasiado tiempo».

El año 2013 ha sido la fecha «razonable» manejada por las instituciones para la conclusión de la 'Y vasca', aunque tanto el Ministerio de Fomento como el Ejecutivo de Juan José Ibarretxe han sido siempre reacios a comprometerse en exceso con este plazo de finalización. En el caso del ramal entre Vitoria y Bilbao -que ejecuta Fomento de forma directa-, las obras parecen encarriladas. Ya se trabaja en 45 de los 90 kilómetros entre ambas capitales. En el ramal guipuzcoano, encomendado al Ejecutivo vasco con financiación de Madrid, la cuenta es mucho más humilde. Llegado el caso, la Administración central ya ha sugerido que podría poner en funcionamiento la conexión de alta velocidad Vitoria-Bilbao sin esperar a la unión con San Sebastián, que se sumaría al TAV en el momento en que fuera posible.

No es la primera vez que un mandatario vasco expresa sus dudas respecto al plazo de finalización de la 'Y'. Ya lo hizo la anterior consejera del ramo, Nuria López de Guereñu (PNV), en febrero, cuando manifestó que las obras «probablemente se alargarán en el tiempo» debido a «los obstáculos que está poniendo ETA». Esta valoración le generó duras críticas del PSE y del PP, que lo consideraron un «mensaje derrotista».

Arriola no relacionó ayer el «retraso» que admitió en las obras del TAV en Guipúzcoa con la amenaza terrorista, sino con «el tiempo perdido» hasta el momento, que se va a tratar de recuperar con el plan de obras que ayer transmitió en público el consejero. Según sus explicaciones, el Gobierno vasco tiene previsto que en el plazo de un año el 57% del TAV en Guipúzcoa esté en fase de obras o licitación.

Para ello, anunció los inminentes concursos para contratar la ejecución del trazado en Tolosa, Legorreta y Beasain Oeste, los tres tramos licitados por el Gabinete Ibarretxe en abril -ya en funciones, a unos días del relevo-, y que han debido corregirse o paralizarse por errores en la tramitación. Junto al tramo Beasain Este, de próxima adjudicación, sumarán 11,4 kilómetros más en obras.

Pero el esfuerzo mayor se realizará en los doce meses siguientes. Antes del verano de 2010, el Ejecutivo autónomo pretende haber completado los trámites para sacar a concurso otros siete tramos en el entorno de Bergara, Antzuola, Ezkio y Urnieta, así como los accesos a San Sebastián desde la estación internacional de Astigarraga. Serán otros 29,38 kilómetros. Si el plan sale según lo avanzado, el 57% del trazado guipuzcoano estará en junio de 2010 en fase de obras o a punto de iniciarse los trabajos. Arriola dijo que, a pesar de la demora, su esperanza es poder «cumplir razonablemente» los plazos y enlazar lo antes posible la alta velocidad guipuzcoana con el ramal vizcaíno-alavés.

Irún, para el final

El consejero, que presentará mañana sus planes ante la comisión de Vivienda, Obras Públicas y Transportes del Parlamento vasco, estuvo acompañado por el viceconsejero Ernesto Gasco y por el vicepresidente ejecutivo de ETS, César Jimeno, en su comparecencia de San Sebastián. Arriola reiteró el compromiso de su departamento hacia esta obra «prioritaria» y garantizó que, ante la amenaza de ETA, su intención es poner «la seguridad por encima de todo».

El calendario que presentó contempla licitar otros tres tramos en 2011: Hernialde-Zizurkil, Zizurkil-Urnieta y Hernani-Astigarraga. El segmento entre Astigarraga y Oiartzun y el acceso a Irún, que suman 12,4 kilómetros, se quedarán para el final «debido a su complejidad». Arriola explicó que los proyectos para estos tramos siguen «en estudio» con vistas a seguir avanzando en su concreción.

Etiketa(k):

Erantzun

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Baimendutako HTML markak: <p> <sup> <blockquote> <img> <h1> <h2> <h3> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <br /> <object> <param> <embed> <i> <span>
  • Lineak eta paragrafoak automatikoki egiten dira.

Formatu aukerei buruz informazio gehiago

CAPTCHA
Galdera hau pertsona bat zarela egiaztatzeko da, eta automatikoki sartzen duten Spam-a gelditzeko
   _____                      __     _ 
/ ____| /_ | (_)
| | _ __ _ __ ___ | | _
| | | '__| | '_ ` _ \ | | | |
| |____ | | | | | | | | | | | |
\_____| |_| |_| |_| |_| |_| | |
_/ |
|__/
Enter the code depicted in ASCII art style.