erantzun iruzkin honi

31 empresas acuden al concurso para construir el tramo del TAV entre Lemoa y Amorebieta

AITOR ALONSO | SAN SEBASTIÁN. DV.

Adif recibe mayor número de ofertas que las registradas en la última licitación.

Las empresas vascas y las grandes constructoras mantienen su compromiso con las obras del TAV en Euskadi, que además de un proyecto vital para el desarrollo del País Vasco significa un interesante sector de actividad, más aún en tiempos de crisis en la edificación. Más de una treintena de firmas -algunas en solitario, otras agrupadas en Uniones Temporales de Empresas, UTEs- han formalizado un total de 21 ofertas para hacerse con el contrato de construcción de la plataforma ferroviaria entre las localidades vizcaínas de Amorebieta-Etxano y Lemoa.

La amenaza de ETA, materializada de forma macabra con el asesinato del industrial Inaxio Uria, de la empresa Altuna y Uria, no ha conseguido arredrar a las constructoras, que han presentado incluso un número superior de pujas respecto a anteriores licitaciones.

El organismo del Ministerio de Fomento encargado de la construcción de la línea de alta velocidad entre Vitoria y Bilbao, la empresa pública Adif, cerró el pasado lunes la licitación de la obra. Recibidas ya las ofertas que llegan por correo postal, finalmente el contrato ha suscitado el interés de un total de 31 empresas: 14 de ellas han presentado ofertas a título individual y, otras 17, agrupadas en siete UTEs.

En total, por tanto, los técnicos de Adif deberán valorar 21 ofertas. Se trata de un número superior al registrado a mediados de marzo, cuando el Gobierno Vasco cerró el proceso de licitación para el segundo tramo de la 'Y vasca' en Gipuzkoa, el llamado Beasain Este. Este contrato concitó 16 ofertas firmadas por un total de 39 empresas, la mayor parte de ellas agrupadas para la ocasión. En el anterior precedente -el tramo Ordizia-Itsasondo, también en Gipuzkoa, adjudicado antes del asesinato de Uria- la licitación se cerró con 15 ofertas firmadas por un total de 36 compañías.

El contrato que ahora trata de adjudicar el Ministerio de Fomento permitirá retomar la obra entre las localidades de Amorebieta y Lemoa, donde fue iniciada por las empresas Urazca y Corsán Corviam hasta que las dificultades económicas de la primera de ellas -que se vio inmersa en un proceso concursal, lo que se suele denominar suspensión de pagos- obligara a ambas a renunciar al contrato, lo que ocurrió el pasado mes de septiembre.

55 millones de euros

Urazca y Corsán Corviam habían comenzado con los trabajos preliminares que son habituales en este tipo de grandes obras, como son los desvíos de caminos, la preparación del terreno y la habilitación de los servicios auxiliares.

Etiketa(k):

Erantzun

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Baimendutako HTML markak: <p> <sup> <blockquote> <img> <h1> <h2> <h3> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <br /> <object> <param> <embed> <i> <span>
  • Lineak eta paragrafoak automatikoki egiten dira.

Formatu aukerei buruz informazio gehiago

CAPTCHA
Galdera hau pertsona bat zarela egiaztatzeko da, eta automatikoki sartzen duten Spam-a gelditzeko
  ______   __         _    _     __  
| ____| /_ | | | | | / /
| |__ | | ____ | | | | / /_
| __| | | |_ / | | | | | '_ \
| | | | / / | |__| | | (_) |
|_| |_| /___| \____/ \___/

Enter the code depicted in ASCII art style.