erantzun iruzkin honi

ETA asesina a un empresario nacionalista

El País. M. ORMAZABAL / A. GUENAGA - Azpeitia / Bilbao

Ignacio Uria era dueño de una de las empresas adjudicatarias de las obras del AVE en el País Vasco - Zapatero garantiza que la infraestructura "se va a hacer"

Las empresas que construyen el AVE vasco tienen ya su primera víctima mortal a manos de los terroristas de ETA. Dos pistoleros descerrajaron ayer en Azpeitia (Guipúzcoa) un disparo en la cabeza y otro en el pecho al empresario Ignacio Uria Mendizabal, de 71 años, un industrial de familia nacionalista, simpatizante del PNV y fundador de la constructora Altuna y Uria en 1966. Esta empresa es una de las adjudicatarias de las obras del Tren de Alta Velocidad vasco, la mayor infraestructura que se acomete en la historia de Euskadi, con una inversión prevista de 4.500 millones de euros.

Como en el caso del asesinato del ex edil del PSE Isaías Carrasco, perpetrado también por un pistolero en vísperas de las elecciones generales de marzo pasado, ETA eligió una víctima fácil. Ignacio Uria -Inaxio para los amigos-, no llevaba escolta y no guardaba ningún tipo de medida de autoprotección, pese a que la organización terrorista había fijado el AVE vasco como objetivo desde 2007. A lo largo de este año, los comandos de la organización terrorista ya habían atacado en tres ocasiones con bombas a otras dos empresas que trabajan en las obras del tren de alta velocidad.

Ayer, como casi todos los días, Ignacio Uria se disponía a ir al restaurante Kiruri, situado en la plaza de Loiola, muy cerca del santuario del mismo nombre y de su domicilio, cuando fue abordado en el aparcamiento por los pistoleros que le dispararon tres veces. Pasaban unos minutos de la una de la tarde y el constructor vasco se dirigía, como hacía todos los días, a echar la partida de cartas con su cuadrilla antes de comer.

Un amigo de Uria iba unos metros por delante en dirección al restaurante. Cuando sonaron los tres disparos -la Ertzaintza (policía vasca) recogió tres casquillos de 9 milímetros en el lugar del atentado-, su amigo volvió la cabeza y vio al empresario tendido en el suelo, agonizando. Pese a los continuados esfuerzos de reanimación realizados por los sanitarios que se desplazaron al lugar de los hechos, el fundador de Altuna y Uria perdió la vida. La dueña del Kiruri relató que dos jóvenes salieron de un "coche pequeño" y le dieron "dos tiros". "Ni más ni menos".

Tras efectuar los disparos, los dos etarras se introdujeron en un Alfa Romeo de color gris que habían robado horas antes en el alto de Itziar (en el municipio de Deba), a menos de 30 kilómetros del lugar del atentado. Allí, los dos terroristas que asesinaron a Uria, acompañados por un tercer etarra, abordaron sobre las nueve y media de la mañana a un joven montañero que circulaba en el Alfa Romeo y, tras identificarse como etarras, lo maniataron a un árbol y le sustrajeron el vehículo que emplearon para desplazarse hasta Azpeitia y, una vez cometido el crimen, darse a la fuga. Algunas fuentes policiales indicaron que un testigo de los hechos siguió a los dos terroristas en otro coche en su huida, aunque desistió al poco tiempo.

Las personas que presenciaron el atentado no han podido ofrecer aún elementos concluyentes para poder identificar a los dos autores materiales de los disparos. La investigación policial apunta a dos hombres de unos 30 años como los posibles autores del atentado a sangre fría contra Ignacio Uria. La policía vasca, además, espera los resultados de balística para comprobar si la pistola empleada ayer es la misma que utilizó el pistolero que mató a Isaías Carrasco en marzo pasado en Mondragón (Guipúzcoa).

Una de las personas que se acercó a primera hora de la tarde al lugar del atentado fue precisamente la hija mayor del ex concejal socialista, Sandra Carrasco, que en su momento dio una lección de serenidad y fortaleza ante el asesinato de su padre. A su mente volvieron ayer en cascada las escenas que rodearon aquel crimen. Había muchas coincidencias con las circunstancias de la muerte de Ignacio Uria. El modus operandi de los asesinos fue muy parecido. Ambos fueron abordados en plena calle, muy cerca de sus respectivos domicilios y recibieron los tiros a poca distancia. La munición, la misma: 9 milímetros parabéllum. Carrasco cayó abatido tras recibir un impacto de bala en la cabeza, otro en el cuello, dos en el abdomen y un quinto en el brazo. A Uria le dispararon al parecer un tiro que le atravesó la cabeza y otro en el pecho.

Las Fuerzas de Seguridad del Estado siempre han sospechado que el asesino del ex edil socialista llegó de Francia para cometer el atentado y, presumiblemente, abandonó posteriormente el País Vasco. Desde entonces, hace más de ocho meses, ETA no ha vuelto a cometer ningún atentado utilizando a sus pistoleros.

Por el momento, la dirección de ETA reserva a sus asesinos para atentados de alcance con los que intenta desestabilizar al máximo a la sociedad y a los partidos políticos.

Etiketa(k):

Erantzun

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Baimendutako HTML markak: <p> <sup> <blockquote> <img> <h1> <h2> <h3> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <br /> <object> <param> <embed> <i> <span>
  • Lineak eta paragrafoak automatikoki egiten dira.

Formatu aukerei buruz informazio gehiago

CAPTCHA
Galdera hau pertsona bat zarela egiaztatzeko da, eta automatikoki sartzen duten Spam-a gelditzeko
  _    _           _    _   _____     _____ 
| | | | | | | | | __ \ / ____|
| | | | _ __ | | | | | |__) | | | __
| | | | | '_ \ | | | | | ___/ | | |_ |
| |__| | | |_) | | |__| | | | | |__| |
\____/ | .__/ \____/ |_| \_____|
| |
|_|
Enter the code depicted in ASCII art style.