erantzun iruzkin honi

La revolución de la alta velocidad. «Son inflexibles con el precio»

El Correo. M. DÍAZ / M. CORCUERA| DURANGO / BASAURI

La lentitud de la maquinaria administrativa desespera a los propietarios donde las expropiaciones están en curso

Juan José Abasolo se entristece al contemplar el campo de eucaliptos que plantó hace un año en el barrio zornotzarra de Montorra. Los árboles, que alcanzan ya el metro de altura, ocupan cerca de 32.000 metros cuadrados que serán expropiados para la construcción de la red ferroviaria vasca de alta velocidad. Abasolo comenzó a sospechar que su terreno iba a verse afectado por las obras del TAV cuando observó a varios técnicos realizar sondeos en una finca colindante, propiedad de la Diputación vizcaína. «Había oído hablar del tren, pero nunca pensé que me iba a tocar», dice ahora, a la espera de recibir una contestación a las alegaciones que presentó hace un mes y medio.

Después de que el temporal de viento y lluvia «arrasara» hace dos años con toda la plantación de pinos que ya se encontraban en la mitad de su crecimiento, la designación de su terreno como escombrera para las obras del TAV volverá a afectar a la finca. «Los planté hace poco más de un año. Tardan 15 años en crecer y pensaba que así iba a poder recogerlos yo», señala Abasolo, de 62 años y ya jubilado. Según lo que ha podido averiguar en el Ayuntamiento y a través de otras vías, en el caso de que el suelo sea destinado a escombrera, «el metro cuadrado se paga a 2,32 euros, y a 0,70 euros si es recuperable», apuntó. Si la expropiación es definitiva, por tanto, la finca puede alcanzar los 74.000 euros de justiprecio.

En muchos pueblos de Euskadi reina el silencio sobre las expropiaciones para el TAV. En Amorebieta también. En esta localidad aún no está concluido el proceso y la veintena de propietarios consultados por este periódico evita dar los acuerdos por cerrados. «La negociación no ha terminado», señalan unos. «Está en el aire», dicen otros. Los tramos de vías previstos en la zona -desde Lemoa a Amorebieta y de ahí a Durango- agrupan el grueso de las expropiaciones programadas en Vizcaya, con 825.000 metros cuadrados afectados.

Los trámites administrativos desesperan también a Juan Luis Etxebarria, de Montorra. «No hay nada hablado. Todo está parado», afirma. En el barrio de Astepe, junto a Lemoa, los particulares están en plena negociación. «Tenemos el tema en manos de asesores», aseguran desde la única vivienda habitada de las tres que se verán afectadas. «Pensé que sería más rápido», concluye este propietario.

Dinero «de todos»

Los propietarios de tierras afectadas por el TAV también hacen cuentas en Galdakao, Zaratamo y Basauri. Aquí hay medio centenar de afectados, pero es difícil arrancar cualquier valoración. Ni nombres, ni información acerca de lo que cobrarán por sus terrenos. «No se ha negociado. Han llegado y nos han plantado un precio sin discusión, inflexibles», se quejan algunos. La Delegación del Gobierno sostiene que «siempre» se ha intentado llegar a acuerdos sobre el justiprecio cuando las posturas han sido «razonables. Pagamos con dinero público, lo que nos obliga a actuar con mucha cautela porque lo pagamos entre todos», dice el delegado, Mikel Cabieces.

Erantzun

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Baimendutako HTML markak: <p> <sup> <blockquote> <img> <h1> <h2> <h3> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <br /> <object> <param> <embed> <i> <span>
  • Lineak eta paragrafoak automatikoki egiten dira.

Formatu aukerei buruz informazio gehiago

CAPTCHA
Galdera hau pertsona bat zarela egiaztatzeko da, eta automatikoki sartzen duten Spam-a gelditzeko
 __   __      _   ______   _____   ____  
\ \ / / | | |___ / / ____| |___ \
\ V / __| | / / | (___ __) |
> < / _` | / / \___ \ |__ <
/ . \ | (_| | / /__ ____) | ___) |
/_/ \_\ \__,_| /_____| |_____/ |____/

Enter the code depicted in ASCII art style.