erantzun iruzkin honi

La alta velocidad frente a ETA

Noticias de Navarra. Editorial

IBARRETXE visitó ayer las obras de la Y vasca de alta velocidad, la línea de conexión con el corredor navarro hacia Europa, para dar un impulso institucional al proyecto y apoyar a los trabajadores y las empresas implicadas en su construcción después de los últimos ataques de ETA. El terrorismo lleva décadas anquilosando los engranajes del desarrollo de Navarra y la CAV sin lograr detener la modernización del país en sus vertientes económica, política y social, donde afortunadamente ha perdido ya gran parte de sus apoyos. De ahí, la urgencia actual de ETA de encontrar lazos que, bajo su delirante prisma de la sociedad y del momento histórico actual, le permitan estar cerca de reivindicaciones de carácter social -al menos de parte de la sociedad, aunque sea minoritaria-, y evitar una ruptura definitiva con su minorizada órbita de influencia. Ni sorprende la escasa habilidad de ETA para organizar un discurso falsario con el que intentar construir supuestas necesidades colectivas con los que argumentar su deriva violenta. Para ello no duda en hurtar aspiraciones legítimas -medioambientales, económicas...- y teñirlas sin pudor con la sinrazón de su barbarie. Lo hizo con la central nuclear de Lemoiz -un proyecto frustrado tras una ofensiva que se cobró cuatro asesinatos- o la Autovía de Leitzaran. En el plano político, la dañina estrategia terrorista se cierne sobre cualquier proyecto estratégico que sirva para apuntalar las pautas de desarrollo futuro de este país. La conexión del conjunto de los territorios que conforman la Navarra histórica o la Euskal Herria cultural es una necesidad estratégica para asegurar a la sociedad -ciudadanos, instituciones, universidades, empresas...- un espacio de presencia en un nuevo modelo socioeconómico que se está construyendo. Pero se ha convertido en un tótem más para una organización incapaz de escuchar el clamor de una sociedad que muy mayoritariamente le pide que deje las armas. La conexión ferroviaria es un modelo de futuro en el que la alta velocidad debe ser un complemento a las conexiones locales y comarcales de cercanías, por cierto, mucho más atrasadas en Navarra que en la CAV. Existen cauces sociales y políticos para controlar la máxima transparencia en el gasto de recursos públicos, para movilizarse en contra del proyecto o, sobre todo, para mejorarlo en las deficiencias que pueda presentar. De hecho, todo ello se está haciendo ya. ETA es el obstáculo para ese debate democrático.

Erantzun

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Baimendutako HTML markak: <p> <sup> <blockquote> <img> <h1> <h2> <h3> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <br /> <object> <param> <embed> <i> <span>
  • Lineak eta paragrafoak automatikoki egiten dira.

Formatu aukerei buruz informazio gehiago

CAPTCHA
Galdera hau pertsona bat zarela egiaztatzeko da, eta automatikoki sartzen duten Spam-a gelditzeko
         _               _____   _____  
| | / ____| | __ \
___ | |__ __ __ | | __ | |__) |
/ __| | '_ \ \ \/ / | | |_ | | ___/
| (__ | |_) | > < | |__| | | |
\___| |_.__/ /_/\_\ \_____| |_|

Enter the code depicted in ASCII art style.